Vecinos protestan por mal servicio de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado

Hace alrededor de dos años, el gobierno de Cuba ejecutó una inversión para instalar en las aceras unos contadores que medían el consumo del agua potable en cada casa.

Esta novedosa técnica, fue criticada en redes sociales, debido a que antes no se contaba con ella, sino con un cobrador del agua que iba puerta por puerta pidiendo un estimado de lo que deberías haber gastado en todo un mes. Ahora ese mismo cobrador se dedica a la lectura de ese contador instalado en las calles, frente a cada casa, y luego pasa cobrando el consumo.

Pero en el municipio de Cruces, en la provincia de Cienfuegos, esto no ha sido así durante varios meses, específicamente desde el mes de abril del año 2019. Ningún cobrador ha pasado por las casas cobrando el importe, por lo que cada mes se va sumando más dinero a la cuenta por pagar, de cada residente o propietario de vivienda, lo que ha causado descontento.

“A mí desde abril no me han cobrado el agua”, dice Yosvani, residente en Cruces, “y ahora viene el cobrador con su cara muy fresca a decirme que tengo que pagar 198 pesos, debido al mal trabajo que realizan ellos en la Empresa de Acueducto y Alcantarillado”.


Según algunos entrevistados, el motivo por el que desde el mes de abril en este municipio no se cobra el agua es porque no hay cobradores, debido a los bajos salarios que paga la Empresa.

“¿Y ahora qué culpa tengo yo de que en la Empresa no haya cobradores? Yo estoy dispuesta a pagarla mensual, porque es verdad que es agua que consumimos, pero no pueden venir ahora a que paguemos una suma alta de dinero, cuando los de los malos servicios son ellos y no la población”, dijo Carmen.

“Yo tuve que pagar casi 205 pesos cubanos, y eso, como comprenderás, es un valor muy alto para una jubilada como yo, que cobro una chequera de 345 pesos cubanos con el nuevo aumento”.

Teniendo en cuenta que el salario mínimo en la isla es de 400 pesos cubanos, unos 18 CUC, el que un ciudadano cubano tenga que pagar 200 pesos por el servicio de agua potable, por varios meses de retraso, ya supone un gran vacío en su bolsillo.

“No entiendo cuál es el descaro de esta gente, si ese acueducto que instalaron aquí en Cruces hace solo unos años, es más el tiempo que se pasa roto que el que funciona. No es secreto para nadie aquí que el servicio que brinda la Empresa de Acueducto y Alcantarillado es muy malo”, cuenta Elier a ADN Cuba.

“Me importa un comino si no tienen gente que les trabaje; que les suban el salario para que veas como se llenan todas las plazas de cobradores del agua. Pero yo no tengo la culpa de que no la cobren desde el mes de abril. Ahora yo no tengo ese dinero y como veo esto, menos lo tendré”, dijo Humberto, un señor retirado.