Transporte en La Habana: ¿cómo me muevo y cuánto cuesta?
Todo el mundo sabe que moverse en La Habana es un suplicio para el cuerpo y el bolsillo. Pedrito el Paketero y ADN Cuba fueron a probarlo en carne propia
Pedrito el Paquetero montado en un almendrón

Pedrito el Paketero se unió a ADN Cuba en una aventura –lo cierto es que no merece otro nombre- que enfrentan muchos cubanos todos los días: cómo transportarse en La Habana en un almendrón de alquiler siguiendo las normas de precios topados.

La verdad, no le salió del todo mal, ya ustedes verán, pero muchos cubanos tienen experiencias distintas. Los choferes muchas veces se burlan de los topes impuestos por el gobierno y quienes tienen que pagarlo todo, nunca mejor dicho, son los cubanos de a pie.

La historia se repite en Cienfuegos, Ciego de Ávila, Santiago de Cuba, Pinar del Río… Cuba se mueve y se transporta de milagro, debido a la falta de combustible. ¿Cuándo terminará el suplicio? Esa pregunta es vieja y nadie la puede contestar.