Terroristas matan a cinco militares donde secuestraron a médicos cubanos
A más de cinco meses del secuestro de dos médicos cubanos, un nuevo ataque terrorista acaba de matar a cinco oficiales de seguridad kenyanos en Mandera
Terroristas matan a cinco militares donde secuestraron a médicos cubanos

 

A más de cinco meses del secuestro de dos médicos cubanos, un nuevo ataque terrorista acaba de matar a cinco oficiales de seguridad kenyanos en Mandera, misma localidad del rapto violento de los galenos.

El atentado ocurrió en momentos en que el inspector general de policía Hillary Mutyambai insistió en que el gobierno estaba haciendo todo lo posible para rescatar de manera segura a los dos médicos de las manos de sus captores.

Semanas atrás los cubanos fueron vistos con vida en un poblado somalí cercano a la frontera, según ancianos de Mandera. Las autoridades locales han reiterado que se ha reforzado la seguridad y vigilancia en la región, no obstante los hechos criminales presuntamente perpetrados por el grupo terrorista Al Shaabab, continúan.

Los cinco militares fallecieron cuando sus vehículos blindados fueron alcanzados por una granada propulsada por un cohete.

Alrededor de otros 20 miembros del personal de la Unidad de Fuerzas de Defensa de Kenia y de Anti - Robos (ASTU) resultaron heridos durante la emboscada en plena luz del día.

Los comandos viajaban entre las localidades de Farhama y Elram cuando sus dos vehículos blindados y un camión fueron alcanzados por el cohete disparado por presuntos militantes de Al Shabaab, según el Standard Digital. Las unidades patrullaban el área cerca de la frontera entre Kenia y Somalia. De acuerdo a la publicación el ataque ha reavivado una vez más el debate sobre la idoneidad y seguridad de algunos de los equipos militares adquiridos para operaciones de seguridad.  Los vehículos blindados de transporte Norinco VN4, fueron adquiridos a China en 2016 para proteger a los agentes de seguridad de las minas terrestres y ataques improvisados con dispositivos explosivos.
 

 

El atentado confirma la inseguridad de esta zona donde fueron ubicados los médicos cubanos, al margen de la polémica sobre la calidad del blindaje del transporte militar.

El 12 de abril uno de los guardaespaldas de los médicos cubanos fue asesinado a tiros por bandidos que inmediatamente después se dirigieron hacia la frontera somalí y desde entonces no se han tenido noticias de ellos, sólo rumores.

Esporádicamente las principales autoridades cubanas se han hecho eco de las declaraciones de sus pares kenyanos sobre los esfuerzos que se realizan para rescatar a los doctores Landy Rodríguez y Assel Herrera Correa.

Cada día que transcurre la vida de los dos médicos corre mayor peligro en medio además del aumento de los conflictos entre ambos países africanos, de confrontaciones tribales en la zona, y la amenaza permanente del grupo terrorista.

En mayo en Nairobi, y en presencia de la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, la secretaria de Exteriores de Kenya, Mónica Juma, descartó negociaciones de rescate con militantes de Al Shabaab en Somalia para asegurar la liberación de los médicos cubanos secuestrados. Dijo además que estaba en curso una operación para rescatarlos. Se desconoce si en su reciente visita a La Habana Mogherini habló con el presidente Miguel Díaz’- Canel o el canciller Bruno Rodríguez sobre la compleja situación de los galenos. Tampoco durante su rueda de prensa hubo preguntas en torno al caso.