Teniente Coronel Kenia amenaza con cárcel a integrantes del Movimiento San Isidro
La Teniente Coronel Kenia de la Seguridad del Estado en Cuba se encuentra en plena campaña contra el Movimiento San Isidro, de acuerdo con el testimonio del activista Michel Matos, quien narró un interrogatorio de 5 horas a cargo de la conocida represora.
Teniente Coronel Kenia amenaza con cárcel a integrantes del Movimiento San Isidro

 

La Teniente Coronel Kenia de la Seguridad del Estado en Cuba – tristemente célebre por su protagonismo en la represión de artistas independientes— se encuentra en plena campaña contra el Movimiento San Isidro, de acuerdo con el testimonio del activista Michel Matos, quien narró un interrogatorio de 5 horas a cargo de la conocida represora.

El Movimiento San Isidro (MSI) surgió como protesta al Decreto 349, una norma jurídica que censura el arte independiente en Cuba y aboga por la libertad de expresión en el mundo del arte.

Michel Matos recibió un citatorio policía a raíz de supuestas “irregularidades” con la propiedad de su casa, pero la entrevista pronto derivó en amenazas, una estrategia común usada por la Seguridad del Estado en la Isla.

En un primer momento un oficial no identificado “hizo alusión a que saben todo sobre nosotros, y ciertamente parecía muy informado de mi ámbito familiar y personal. Hizo mención a nuestra gira por Latinoamérica, aludiendo que nosotros recibíamos fondos del exterior y que esto era severamente penado en Cuba. Y que yo en cuestión no era alguien ni remotamente preparado para la vida en prisión. Que yo no lo soportaría”— denunció el activista.

Luego apareció la Teniente Coronel Kenia.

La señora fue sumamente hostil, preguntas directas, poco contacto visual, tono alto de la voz, tomando nota todo el tiempo, de sus preguntas y mis respuestas”.

Preguntó directamente por el performance del día anterior en el barrio San Isidro, que terminó con la detención del artista Luis Manuel Otero.

Quiso saber si Matos sabía del performance, su rol en este, si conocía la intención de Otero Alcántara, si conocía a los participantes, y si entendía “el potencial peso de la justicia que podría recaer sobre nosotros por violar la ley”.

 

Luego se refirió a una fotografía en que aparecen miembros del grupo San Isidro junto al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, a quien acusó de agente de la CIA y de querer “destruir a Cuba”.

También habló sobre el arte contemporáneo en Cuba y la Bienal de la Habana.

La señora hizo gala de sus conocimientos sobre arte y cultura, mencionó múltiples exponentes plásticos cubanos, hizo mención directa y recurrente a Tania Bruguera y sus intereses foráneos para destruir la revolución”— escribió.

A cada contesta del activista sobre su derecho a expresarse en libertad, la represora respondía que dentro de sus casas podían hacer lo que quisieran, pero que en la calle “NADA iban a permitir… e insistía… NADA”.

Dijo que gracias a un video de Matos— que muestra la detención de Luis Manuel Otero—ellos abrirían un proceso legal contra los jóvenes que habían corrido con la bandera norteamericana durante el intento de perfomance, pues ese video era una “prueba incriminatoria”.

Uno de estos jóvenes estaba pasando el servicio militar, y será juzgado por tribunales militares, según contó Kenia durante el interrogatorio.

Finalmente se refirió a Luis Manuel Otero: dijo que “estaría (preso) mucho más tiempo del que él hubiera podido calcular”.

Dejaron claro que están preparando expedientes judiciales y que en momento oportuno procederían contra todos nosotros”— agrega el texto publicado por Matos.