Seguridad agrede físicamente a exoficial de marina mercante por manifestarse en favor del MSI
El joven cubano Omar Orlando Torres denunció que fue agredido físicamente por un capitán de la Contrainteligencia del régimen como represión a su apoyo a la lucha del Movimiento San Isidro
Omar Orlando Torres antes y después de ser agredido
 

Reproduce este artículo

El joven cubano Omar Orlando Torres denunció que este sábado fue agredido físicamente por el capitán de la Contrainteligencia del régimen Leonis Martínez como represión a su apoyo a la lucha del Movimiento San Isidro (MSI) por la liberación de Denis Solís y el cese de las violaciones a los derechos humanos en Cuba.

Exoficial de la Marina Mercante, de la que fue expulsado injustamente dos años atrás por sus opiniones y divergencias con el régimen, Torres realizó una directa en Facebook de apoyo a la protesta del MSI y en solidaridad con sus miembros que siguen en huelga de hambre o están sitiados por los órganos represivos.

Transmitió mientras estaba solo en el parque principal del municipio Ciro Redondo, en la central provincia de Ciego de Ávila, vistiendo su antiguo uniforme de segundo oficial y con un pulóver desplegado en el suelo con el rótulo “San Isidro somos todos”.

Una vez terminó su directa, explicó posteriormente en otros videos, Martínez, hermano de la fiscal municipal, le agredió físicamente, a 200 metros del Gobierno Municipal.

El saldo de la golpiza fue un dedo fracturado y un ojo lastimado, además de visibles moretones en el rostro. “Rompió también el pulóver de apoyo a San Isidro, pero no estoy dispuesto a sufrir condena por una rata como él”, expuso Torres al explicar por qué no le hizo ni le haría frente a su represor o a otros que apareciesen para silenciarlo.

“Los golpes no duelen”, sentenció el joven, al tiempo que consideró que lo más importante es que “la juventud se ha levantado” y “se respiran aires de libertad”.

“No es una victoria, pero ya se le dio frente al gobierno, a la dictadura. Por eso es que he decidido dar el paso y manifestar mi apoyo total al Movimiento San Isidro. Lo menos que nos toca a cada cubano es aportar nuestro granito de arena”, afirmó.

Pese a que su manifestación era “pacífica en solidaridad con el MSI y con los jóvenes privados de sus derechos”, Torres fue reprimido por su “osadía” y su rechazo a aceptar la propuesta que días atrás, según comentó, le hiciera la Seguridad del Estado.

De acuerdo con él, oficiales del régimen le ofrecieron ingresar a la Academia Naval a partir del segundo año, lo cual rechazó. “En el momento en que se me arrebató mi condición de segundo oficial de la marina mercante presentaba un currículo intachable. Con ustedes no se dialoga, no acepto trabajar con la Seguridad del Estado, prefiero morir en la miseria y no voy a morir en la miseria. Prefiero luchar y morir encerrado. Mi hijo va a ser libre”, dijo Torres.