Según Díaz-Canel, todavía el coronavirus no ha entrado a Cuba

Miguel Díaz-Canel Bermúdez aseguró que "Cuba no presenta hasta hoy casos de coronavirus" y que, "cuando existan, se dirá inmediatamente".
Coronavirus
 

Reproduce este artículo

Este sábado el Gobierno cubano celebró la tercera reunión territorial con autoridades de la administración, los organismos políticos y el sector de la Salud Pública de Holguín, Camagüey, Las Tunas, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo para dar seguimiento al "Plan del país" que establece las pautas de enfrentamiento del nuevo coronavirus causante de la enfermedad Covid-19.

Durante la reunión Miguel Díaz-Canel Bermúdez aseguró que "Cuba no presenta hasta hoy casos de coronavirus" y que, "cuando existan, se dirá inmediatamente".

Según el gobernante cubano, su ejecutivo ha apreciado "objetivamente" la amenaza que representa el coronavirus para el país, pero "aseveró que las acciones implementadas no son para alarmar, pues se orientan a la preparación oportuna de la cadena de dirección y de la población", de acuerdo con el periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC).

No obstante las declaraciones de Díaz-Canel, varios reportes de la prensa independientes han dado cuenta de la existencia de presuntos pacientes sospechosos de haber contraído coronavirus, que serán aislados en el Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí" (IPK) de La Habana.

De acuerdo con Granma, el Gobierno ha trabajado en "un plan de prevención para evitar la entrada de la enfermedad, pero también de control y enfrentamiento" del nuevo coronavirus, que ya está presente en más de 80 naciones y se extiende a diario por América Latina.

Aunque no especificó en qué consisten las pautas de su Gobierno ante la expansión a nivel mundial del Covid-19, Díaz-Canel dijo que "no es un plan de consigna" sino "un plan realista para ejecutarlo con toda precisión".

Granma, por su parte, especificó que se trata de un "plan de prevención y control orientado a impedir la entrada de la enfermedad al país y, en caso contrario, atenuar las afectaciones".

El gobernante cubano ordenó a los dirigentes convocados a la reunión territorial que deben "trabajar creativamente en la puntualización, implementación y control de las acciones del plan, y a la vez estar listos para hacer las inclusiones que las circunstancias sugieran".

Especialmente indicó que "los médicos de familia tendrán que trabajar de manera más intensa, haciendo más terreno, visitando todas las familias en las que hay síntomas de cualquier anomalía que se acerque a este tipo de virus".

En la reunión también se quejó del embargo económico y financiero aplicado por Washington a la Isla.