Rubio sobre juicio a Ferrer: Comunidad internacional debe condenar este atropello
El político estadounidense aseguró que, debido a que en Cuba no hay un sistema legal como tal, independiente, ya se sabe cómo va a terminar el caso de Ferrer
Senador republicano Marco Rubio. Foto: RadioTV Martí.

El senador estadounidense Marco Rubio llamó este miércoles a la comunidad a “condenar el atropello” cometido por el régimen cubano contra el opositor José Daniel Ferrer, dirigente de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), cuyo juicio arrancó en medio de serias irregularidades.

“Hoy, el régimen inicia un juicio sin fundamentos en su contra. La comunidad internacional debe condenar este atropello”, escribió el senador por el Estado de Florida, en un tuit.

Además, por medio de un video, el político estadounidense aseguró que, debido a que en Cuba no hay un sistema legal como tal, independiente, ya se sabe cómo va a terminar el caso de Ferrer, detenido por el régimen desde el 1 de octubre de 2019.

“En cuba no existe un sistema legal, realmente todo mundo conoce cómo va resultar este caso, y es lamentable”, aseguró, presagiando lo peor para el dirigente de Unpacu.

Y agregó: “En un momento en que tantas persona están hablando tan bien del Gobierno cubano y del régimen de Castro, es importante reconocer que dentro de Cuba hay personas que cada día están sacrificando muchísimo, para tener libertad y oportunidad”.

ADN Cuba ha dado amplia cobertura este miércoles al juicio de Ferrer, y ha señalado una serie de irregularidades que han rodeado la audiencia, llevada a cabo en Santiago de Cuba, en el extremo occidental del país.

 

 

Entre esas está, el aviso que dio a los familiares de Ferrer el abogado defensor designado de oficio por el gobierno, Gustavo Ortiz Concepción, apenas ayer martes por la tarde, para que se presentaran esta mañana en la sala de lo penal adscrita al Tribunal Municipal de Santiago de Cuba.

“Perdón el retraso... tengo tantos casos, se me pasó", les dijo, según un tuit de Cuban Prisoners Defender.

Además, activistas de Unpacu citados como testigos han sido coaccionados por la policía política para que no “entorpezcan” el juicio, según declararon recientemente a la prensa cubana independiente.

Ferrer es acusado por el régimen de lesiones y privación de libertad, delitos comunes, aunque todo mundo sabe que el caso es por su activismo político.

El líder de la Unión Patriótica de Cuba y promotor de Cuba Decide fue detenido el pasado primero de octubre, tras un allanamiento ejecutado por fuerzas combinadas del Ministerio del Interior, donde no presentaron orden de detención, ni de registro, ni acta de objetos confiscados.

El “proceso” ha estado marcado por constantes violaciones e irregularidades, omisión, manipulación de la información e intimidación contra vecinos de la comunidad y activistas. Además de tratos crueles y degradantes hacia el propio Ferrer, según lo ha denunciado por medio de sus familiares, hechos dados a conocer por la prensa independiente en la Isla.