Régimen dará 'derroche de cariño' en los centros de aislamiento

Los centros de aislamiento han sido criticados por las pésimas condiciones y el déficit de atenciones que reciben allí quienes son ingresados. Ahora el régimen propone derrochar cariño para atender a estos pacientes
Condiciones en centros de aislamiento en Cuba
 

Reproduce este artículo

Los centros de aislamiento han sido criticados por las pésimas condiciones y el déficit de atenciones que reciben allí quienes son ingresados. Ahora el régimen propone derrochar cariño para atender a estos pacientes.

El primer ministro cubano, Manuel Marrero Cruz, lo subrayó así en la reunión de ayer 18 de marzo del grupo temporal de trabajo para la prevención y control del coronavirus.

Una nota publicada Granma, el medio de propaganda castrista por excelencia, señala las palabras de Marrero Cruz:

“A las personas que, inevitablemente, vayan a esos centros, subrayó, tenemos que atenderlas «con derroche de cariño, de buen servicio, de buen trato; nos podrá faltar algún recurso, pero tenemos que tener mucha higiene, mucha limpieza, eso no puede faltar en esos lugares”.

Uno de los pilares de la gestión cubana de la enfermedad pandémica ha sido, según Granma, la creación de varios centros de aislamiento en los cuales el gobierno ha invertido “cuantiosos recursos”; pero las quejas sobre la gestión de estos lugares aumentan en redes.

Centros de aislamientos en Cuba, la otra pandemia

Con el tercer rebrote de la COVID-19 en la isla se han registrado estadísticas alarmantes para el sistema de Salud cubano. las cifras de contagios han aumentado hasta sobrepasar los 1000 casos diarios y todas las provincias han visto comprometidos sus indicadores. En muchos territorios regresan las cuarentenas y toques de queda para evitar la propagación de la enfermedad.

Las condiciones y gestión de estos sitios para aislar a sospechosos y pacientes con coronavirus son centro de críticas. El pasado 16 de marzo, el médico contestatario Johan Pérez reveló los alimentos que reciben las personas internadas en la escuela vocacional Lenin, convertida de emergencia en centro de aislamiento para viajeros.

Una comida de pésima calidad, en la que se observa pan duro, arroz con gris en pequeñas proporciones y descolorido, sopa de “vaya usted a saber qué” y un montículo blanquecino que, al parecer, es picadillo.

“Y aquí tienen el delicioso manjar que se les está ofreciendo a los pacientes de COVID-19 en el centro de aislamiento de la Lenin. Ahora quiero que aparezca alguien a intentar desmentir el post. Imagino que los dirigentes y sus familiares estén comiendo lo mismo. Patria y Vida para mi pueblo”, aseguró el galeno en redes sociales.

Similares demandas han hecho otros cubanos, pero en referencia a las condiciones higiénicas. Por su parte el periodista cubano Michel Hernández, escribió que se encontraba en el centro de aislamiento de la Villa Panamericana, donde falta aseo y el cloro "brilla por su ausencia".

Recientemente la organización Global Liberty Alliance criticó también las el contexto de los centros de aislamiento en Cuba.

Las autoridades sanitarias de Cuba informaron un total de 735 muestras positivas al cierre del 18 de marzo, de las 19 mil 381 realizadas. El país acumula así 65 mil 149 contagios desde la llegada del virus en marzo del 2020.