Régimen libera al opositor Virgilio Mantilla Arango

El activista cubano Virgilio Mantilla Arango fue liberado este 4 de julio y se encuentra en su casa en Céspedes en la provincia de Camagüey, así lo informó en redes la Dama de Blanco Leticia Ramos Herrería.
Virgilio Mantilla
 

Reproduce este artículo

El activista cubano Virgilio Mantilla Arango fue liberado este 4 de julio y se encuentra en su casa en Céspedes en la provincia de Camagüey, así lo informó en redes la Dama de Blanco Leticia Ramos Herrería.

El opositor fue detenido el 7 de diciembre de 2020 y a fines de ese mes fue sancionado a siete meses de cárcel a finales de diciembre de 2020 por el Tribunal Municipal de Céspedes, en Camagüey, por el presunto delito de “acaparamiento”.

Lázaro Mantilla, hijo del opositor, dijo entonces a Radio Televisión Martí que durante los primeros días de diciembre el opositor realizó acciones públicas a favor del Movimiento San Isidro (MSI) y por eso el día 7 las autoridades fueron a la casa 'buscando unos pullovers de San Isidro'.

Integrantes de la Coalición Opositora Compromiso Democrático han denunciado las arbitrariedades contra este hombre, que antes fue detenido por distribuir en las calles pegatinas con la imagen de Antonio Maceo.

En octubre pasado, el también líder de la Unidad Camagüeyana de Derechos Humanos y prisionero político en dos ocasiones, había sido arrestado por igual motivo, pero esta vez por distribuir pegatinas con la imagen de Carlos Manuel de Céspedes.

También hay reportes de que su estado de salud empeora en prisión. Virgilio Mantilla Arango lleva casi 30 años militando en la oposición. Reside en el poblado de Céspedes, provincia de Camagüey.

Mantilla Arango llevado a celda de castigo

A inicios de junio de 2021 trascendió que el preso político se encontraría en una celda de castigo dentro del centro de máxima seguridad Kilo 8, conocido como "La 26" en la provincia de Camagüey.

La denuncia se dio a conocer en las rede sociales de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) y aseguraron que las autoridades de la cárcel tenían a Mantilla Arango esposado de pies y manos, y amarrado a un poste; por denunciar las torturas que los guardias de la prisión practican contra los reclusos.

También en marzo se supo que la salud de Mantilla Arango estaba deteriorada. La activista e intelectual cubana Anamely Ramos lo comunicó en Facebook.

“Virgilio Mantilla cumple una condena injusta de siete meses (…) Es un hombre honrado. Desde hace unos días su salud se agrava”, expresó Ramos, miembro del Movimiento San Isidro.