Régimen demuele casas de varias familias en Mayabeque

El régimen cubano demolió varias casas en un asentamiento ubicado en el poblado Jamaica, en el municipio San José de las Lajas en Mayabeque, según denunciaron usuarios en redes.
Régimen demuele casas de varias familias en Mayabeque
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano demolió varias casas en un asentamiento ubicado en el poblado Jamaica en el municipio San José de las Lajas en Mayabeque, según denunciaron usuarios en redes.

El internauta Leandro Justin compartió un grupo de imágenes que muestran como demuelen una pequeña casa de madera. A decir de este cubano las autoridades esperan a que los propietarios no estén en casa para demoler, y quitar los servicios de electricidad y agua potable.

“Lo que pasa en el barrio de la 2.20 en la entrada del Guayabal demuelen algunas casas mientras el dueño no estaba ,le cortan el fluido eléctrico y quitan el agua, haciendo una guerra sicológica para q las familias q viven ahí abandonen sus hogares”, dijo.

Justin indicó que en ese poblado existen más de 40 viviendas construidas tras años de esfuerzo por sus moradores. 

“Hace 20 años era un monte y ahora porque está limpio y las personas han hecho sus casitas, ahora se los quieren quitar más de 40 viviendas, familias la mayoría con niños, mujeres embarazadas que llevan años detrás del gobierno para que la ayuden y le den vivienda, pero claro son ignorados y se ven obligados a resolver por sí mismos, están bajo acecho y amenaza todos los días”.

Un vídeo compartido por Justin evidencia cómo derrumban las casas unos hombres con martillos en mano. En el fondo se escucha una voz que dice: 

 “Eso es pa’ que después no digan que aquí no hay desalojo, que aquí no hay nada de eso. Mira cómo tumban las viviendas ahí, empingao.

Sigue grabando y hablando ahí, sin miedo, que aquí nadie va a hacer na”, expresó.

Al momento de salir publicada esta nota la redacción de ADN Cuba esperaba una respuesta de Leandro Justin, a quien contactamos en busca de mayor información sobre el hecho que sucedió el pasado viernes 9 de abril.


Castrismo contra los asentamientos ilegales

Cuba posee una población de 11.34 millones de habitantes, según las últimas estadísticas oficiales de 2018, y el déficit de viviendas en 2020 era de 862 879. Una de las variantes para quienes no poseen un inmueble propio de forma legal es asentarse en zonas periféricas de las ciudades y edificar ahí sus viviendas, lo que muchos conocen como “llega y pon”.

El Estado cubano ha emprendido durante años una campaña contra estas personas, tanto en la capital donde proliferan barrios de este tipo como en otras provincias.

En febrero de 2021 el oficialista Cubadebate informaba sobre “la aprobación por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros de la creación del Instituto Nacional de Ordenamiento Territorial y Urbanismo, que absorberá al actual Instituto de Planificación Física (IPF)”.

Señalaba el medio que el nuevo instituto estará pendiente de todos los problemas derivados de la migración interna ilegal, de donde provienen la mayoría de quienes viven en los barrios ilícitos.

Nuestro medio reportaba recientemente sobre un nuevo asentamiento de personas sin vivienda que apareció en los Jardines de La Polar, luego de que habaneros olvidados por el gobierno cubano decidieran fijar sus reales ahí para sobrevivir.

El colaborador de ADN Cuba Héctor Luis Valdés compartió con nuestro medio las imágenes del lugar, un antiguo espacio de recreación, hoy marchito y olvidado, cerca del cual pasa el río Almendares. Se encuentra en Puentes Grandes, en el municipio Marianao, La Habana, y fue un parque de influencia modernista inaugurado en 1911, cuando "La Habana era La Habana", al decir de los viejos, una urbe cosmopolita y próspera.

Los habitantes del asentamiento —que prefirieron mantener el anonimato ante nuestras cámaras— utilizan ese curso de agua para sus necesidades, probablemente sin saber que está contaminado, o aun sabiéndolo, pues no tienen otra opción: ninguno cuenta con servicio de agua potable.

Tampoco tienen electricidad —sólo algunos hogares—, y las casas, como aparecen en las fotos que comparte ADN Cuba con el público, son algo más que chozas, donde malviven no menos de 20 familias.

Hay niños, ancianos, mujeres… todos fueron a parar allí no porque quisieran, sino porque carecían de una vivienda digna y el gobierno no está en condiciones de brindárselas. La situación del fondo habitacional en Cuba es una de las más acuciantes: miles de familias carecen de un hogar decente donde pasar sus días y sus noches.

Según informó Valdés a nuestra redacción, la mayoría de los que están allí sufrieron algún derrumbe de su antigua casa o están en peligro de perderla. Muchas familias tienen niños pequeños.