Régimen cubano interroga a líder masón por carta a Díaz-Canel

El líder de la masonería en Cuba, José Ramón Viñas Alonso, fue citado por la Seguridad del Estado cubano por la carta que el Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba -organización masónica- envió ayer 16 de julio al gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.
José Ramón Viñas Alonso, líder de la masonería en Cuba
 

Reproduce este artículo

El líder de la masonería en Cuba, José Ramón Viñas Alonso, fue citado por la Seguridad del Estado cubano por la carta que el Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba -organización masónica- envió ayer 16 de julio al gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Viñas Alfonso contó en sus redes sociales que el encuentro ocurrió ayer, en una estación de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), y fue interrogado por tres oficiales que cuestionaron “la posición de la masonería ante los hechos” del 11 de julio de 2021, cuando miles de cubanos protestaron en las calles pidiendo un cambio social.

Sus interlocutores instaron al líder masón a realizar una misiva “sobre la vacuna y otros logros”.

En cambio, Viñas Alonso hizo todo los invitó a visitar el Supremo Consejo porque “allí sí seríamos tres para tres en una verdadera igualdad y al salir uno de los alegrones más grande de mi vida al estarme esperando una nube de hermanos desafiando el toque de queda casi a comenzar, orgullo masónico, somos la institución universal más bella y fraternal del mundo, gracias, gracias, gracias”, concluyó en un post de Facebook.

La citación de Viñas Alonso constituye parte de la campaña “a rendir cuentas” que desata el régimen tras las protestas. 

El documento que tanto molestó a la dictadura responsabiliza al presidente y primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) por la represión y la violencia contra el pueblo.

Mediante esta misiva -publicada por masones y la propia página oficial en Facebook- le hacen saber a Díaz-Canel el rechazo "por convocar, incitar y ordenar un enfrentamiento con violencia hacia el pueblo cubano".

También condenaron las detenciones y maltrato contra manifestantes pacíficos "que piensan contrario al sistema que usted representa; al mismo tiempo declaramos nuestra inconformidad a justificar siempre la crisis en la que está sumida el país por causas de razones externas (bloqueo), sin reconocer la irresponsabilidad e ineficacia del gobierno".

Este grupo recordó que durante la dictadura de Gerardo Machado (1929-1933) también le enviaron una carta condenando la represión.

"(...) tenemos el prestigio y la historia como garantes y así asumir nuestra posición del lado del pueblo de Cuba", concluye el documento firmado por José Ramón Viñas Alonso, Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33.

Tras las manifestaciones pacíficas del domingo 11 de julio, La ONG Cubalex, que da asesoría legal a defensores de derechos humanos, ha contabilizado un total de 382 personas detenidas en la isla, de ellas 310 son hombres y 72 mujeres.

Las provincias con mayor cuantía de detenidos son La Habana con 112 y Holguín con 76; unas 28 personas desaparecieron forzosamente.