Régimen impide salir de Cuba a líder masón

José Ramón Viñas Alonso había enviado una carta el presidente Miguel Díaz-Canel donde denunciaba la incitación a la violencia contra los manifestantes pacíficos del 11 de julio.
José Ramón Viñas Alonso, líder de la masonería en Cuba
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano prohibió la salida del país este 18 de mayo a José Ramón Viñas Alonso, representante de alto nivel de la comunidad masónica de la isla, cuando se disponía a tomar un vuelo a Florida para participar en un evento.

Viñas Alonso, Soberano Gran Comendador (SGC) del Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba, había enviado una carta el presidente Miguel Díaz-Canel donde denunciaba la incitación a la violencia contra los manifestantes pacíficos del 11 de julio.

Viñas denunció este miércoles en redes sociales que autoridades aduaneras le comunicaron la prohibición en el aeropuerto José Martí de La Habana.

“Me dicen que ellos solo ejecutan una orden y que no pueden darme explicación, llamé por teléfono al momento a la señora Eloísa Valdés que atiende por el gobierno Instituciones Fraternales y Religiosas y me informa que ella no sabe nada al respecto”, precisó.

El alto cargo masónico viajaría con el Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba, Francisco Javier Alfonso Vidal, a quien sí le permitieron la salida del país. 

Con motivo de su carta, fechada el 16 de julio de 2021, Viñas fue citado por la Seguridad del EstadoContó que el encuentro ocurrió en una estación de la Policía Nacional Revolucionaria y fue interrogado por tres oficiales que cuestionaron “la posición de la masonería ante los hechos” del 11 de julio de 2021, cuando miles de cubanos protestaron en las calles pidiendo un cambio social.

El documento que molestó a la dictadura responsabiliza al presidente y primer secretario del Partido Comunista de Cuba por la represión y la violencia contra el pueblo. Mediante esa misiva los masones le transmitieron a Díaz-Canel su rechazo “por convocar, incitar y ordenar un enfrentamiento con violencia hacia el pueblo cubano”.

Un mes más tarde, Ernesto Zamora Fernández, entonces Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba, “en aras de preservar la unidad masónica”, llegó a rechazar reunirse con Díaz-Canel.

De esta manera, y por primera vez en más de 50 años, se generaron tensiones entre el régimen y la masonería cubana que perduran hasta hoy.