Reconocen aumento de embarazos en la adolescencia en Cuba

Cuba tiene una tasa global de fecundidad baja y un índice de fecundidad adolescente de los más bajos en la región, sin embargo, los casos de embarazo en la adolescencia crecieron en los últimos años
 

Reproduce este artículo

El embarazo adolescente creció en Cuba durante los últimos dos años, según informaron autoridades locales. A partir del 2017 resulta preocupante su tendencia al aumento, pues con respecto a los 44,9 nacimientos por cada mil mujeres menores de 19 años, la cifra creció hasta los 52 por cada mil, publica el Ministerio de Salud Pública (Minsap) en su sitio web.

Cuba tiene una tasa global de fecundidad baja y un índice de fecundidad adolescente de los más bajos en la región.

El Dr. Roberto Álvarez, jefe del Programa Materno-Infantil del Minsap, dijo al portal Cubasí que “es una prioridad lograr que los adolescentes estén informados sobre sus derechos sexuales y reproductivos y que el personal de salud sea competente y brinde los servicios integrales en su atención, pues no solo se trata de la disponibilidad de los medios anticonceptivos, sino de que ellos lo aprovechen de manera consciente”.

El embarazo en la adolescencia creció en 2019 en América Latina, que continúa como la segunda del mundo con más embarazos de este tipo, sólo superada por África, según, la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La pobreza, la migración, el ser población indígena o afro, el vivir en el campo, constituyen algunas de las condiciones en las que viven las niñas y adolescentes embarazadas, agregó el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas (ONU).

Los países con las tasas más elevadas de fecundidad en adolescentes en América Latina y el Caribe están en América Central, encabezados por Guatemala, Nicaragua y Panamá, entretanto en el Caribe, sobresalen República Dominicana y Guyana con las cifras más elevadas y en América del Sur, Bolivia y Venezuela poseen los números más crecientes.

“La falta de información y el acceso restringido a una educación sexual integral y a servicios de salud reproductiva adecuada, tienen una relación directa con el embarazo adolescente, muchos de los cuales no son una elección deliberada, sino la causa, por ejemplo, de una relación de abuso o como resultado del matrimonio infantil”, dijo Esteban Caballero, director Regional del Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo en América Latina y el Caribe.

Igualmente, el sitio web oficial de la Organización Mundial de la Salud, publica que cubrir la necesidad insatisfecha de anticonceptivos modernos en las adolescentes de 15 a 19 años permitiría evitar cada año 2,1 millones de nacimientos no planificados, 3,2 millones de abortos y 5 mil 600 muertes maternas.

Recomendaciones

 

Relacionados