Adolescentes aportan 20 de cada 100 embarazos en Guantánamo
La nota, publicada en el periódico oficialista Venceremos, explica que esta cifra representa un decrecimiento de embarazos precoces, pues antes eran 26 de cada 100
Niñas y adolescentes aportan 20 de cada 100 embarazos en Guantánamo
 

Reproduce este artículo

Las adolescentes de Guantánamo, Cuba, aportaron en los últimos cinco años, 20 de cada 100 embarazos en ese territorio oriental, explicó el doctor Humberto Velázquez Romero, Jefe de la Sección Materno Infantil de la Dirección provincial de Salud Pública.

La nota, publicada en el periódico oficialista Venceremos, explica que esta cifra representa un decrecimiento de embarazos precoces, pues antes eran 26 de cada 100.

Igualmente, el número sigue siendo alarmante.

Vázquez Romero señaló además que este grupo etario es uno de los más propensos a complicaciones dentro del Programa de Atención Materno Infantil (PAMI).

A finales de septiembre de este año, un texto del medio estatal Juventud Rebelde sobre embarazo infantil indicaba que en Cuba la prevención del embarazo no planificado en adolescentes ha estado entre las prioridades durante décadas, pero la realidad es que, como reconoce el propio artículo sigue siendo un problema que "hiere". 

"Las niñas no deberían ser madres. Ni aquí, ni en ningún otro país o contexto. Las niñas —como los niños— tienen el derecho a madurar y crecer sin obstáculos. Esta verdad, que pudiera parecer de Perogrullo, no encuentra realización en todos los hogares. Abundan los casos en los que las adolescentes enfrentan el complejo camino de la maternidad, muchas veces, por falta de orientación o apoyo, o por circunstancias desagradables", se lee en ese texto firmado por la periodista Mónica Lezcano.

Asegura asimismo que aun cuando se le ha dado prioridad a esta problemática "en la prensa, en las escuelas, en los medios de comunicación", la asertividad en su tratamiento ha sido diversa y, de todas formas, sigue ahí. No disminuyen las cifras.

De acuerdo con las estadísticas de los últimos 20 años que menciona el artículo, hay "una tendencia al aumento en la contribución de los embarazos tempranos a la fecundidad global de la nación. Alrededor del 16 % de los nacimientos en Cuba al cierre de 2019 los aportaron madres menores de 20 años de edad, para una tasa de fecundidad adolescente de 52,3 nacimientos por cada 1000 jóvenes entre 15 y 19 años de edad".

No obstante, este mismo artículo intenta responsabilizar o, en primera instancia correlacionar al embarazo adolescente con la mortalidad infantil. El 30 % de los fallecidos menores de un año en el 2019 —debido a complicaciones durante el embarazo, el parto o después— eran hijos de madres adolescentes, expone. Para nada se trata de fomentar o normalizar el embarazo adolescente, pero sí de ser respetuoso con las cifras. Hay un 70% de estas muertes de niños que no se corresponde con las madres más jóvenes.