“El pueblo no aceptará cambio fraude”: Asamblea de la Resistencia Cubana envía carta al Papa

“Tanto el pueblo de Cuba en la isla seguirá manifestándose, como el exilio cubano movilizará todas sus fuerzas para que no se le siga robando más a los cubanos su patria y su vida”
Papa Francisco y Raúl Castro. Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

La Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC) envió este martes una carta al Papa Francisco, para mostrar su rechazo a las recientes declaraciones del sumo pontífice sobre la “dictadura castrista”, y con respecto a presuntas negociaciones con los Estados Unidos, en las que el Vaticano participaría.

“Desde esta misiva le informamos que el pueblo de Cuba no aceptará un cambio fraude, no aceptará un acuerdo detrás de las espaldas que le garantice la permanencia y la estabilidad al Régimen a cambio de las libertades y derechos del pueblo cubano”, se afirma en un comunicado enviado a esta redacción por la ARC.

La coalición de una docena de organizaciones dentro y fuera de la isla, declara que “tanto el pueblo de Cuba en la isla seguirá manifestándose, como el exilio cubano movilizará todas sus fuerzas para que no se le siga robando más a los cubanos su patria y su vida. La libertad es un regalo divino que ninguna tiranía tiene derecho a quitarle a un pueblo”.

En la misiva se hace referencia a la reciente entrevista que diera Francisco a periodistas de Univision y Televisa, en el contexto del primer aniversario del levantamiento popular en Cuba, conocido como el 11J.

“Yo quiero mucho al pueblo cubano. Tuve buenas relaciones humanas con gente cubana y también lo confieso: con Raúl Castro tengo una relación humana”, afirmó el sumo pontífice argentino, entrevistado por las reporteras mexicanas María Antonieta Collins y Valentina Alazraki.

La Asamblea de la Resistencia Cubana criticó al Papa que “en sus declaraciones, no hubo palabras de caridad y aliento para los más de 700 presos políticos, para las madres cubanas, para los hijos y esposos de las 77 mujeres detenidas desde hace más de un año, para los niños de tan solo 12 años internados en escuelas de conducta, para los menores en prisión política y condenados a campos de trabajo forzado”.

En la entrevista, Francisco también habló sobre el “deshielo” de relaciones entre Washington y la dictadura caribeña, entre los años 2014 y 2017, afirmando que él quedó “contento cuando se logró ese pequeño acuerdo con los Estados Unidos que el presidente Obama lo quiso en su momento, y Raúl Castro lo aceptó y fue un buen paso adelante, pero que se detuvo ahora”.

Según el Papa Francisco, “en estos momentos se están haciendo diálogos de sondeo [entre Estados Unidos y el gobierno de Cuba] para acortar distancia. Cuba es un símbolo, Cuba tiene una historia grande, yo me siento muy cercano, incluso a los obispos cubanos”.

Sus declaraciones fueron recibidas con fuertes críticas por católicos cubanos que se oponen al régimen comunista impuesto durante seis décadas por los hermanos Fidel y Raúl Castro.

 

Foto de portada: Agencia EFE