Turista cataloga a Cuba como “un país destrozado por el comunismo”

El ecuatoriano Joffre Campaña Mora narró en un hilo en Twitter su experiencia como turista y visibilizó la profunda crisis en la que se encuentra el pueblo cubano. 
Turista cataloga a Cuba como “un país destrozado por el comunismo”
 

Reproduce este artículo

El ecuatoriano Joffre Campaña Mora, fundador del centro Gobernanza y Derecho, enfocado en la investigación y generación de pensamiento en temas relacionados con la Gobernanza y el Derecho Público, narró en un hilo en Twitter su experiencia como turista, y visibilizó la profunda crisis en la que se encuentra el pueblo cubano. 

En 23 publicaciones, Campaña Mora resalta elementos del contexto cubano, como la escasez de medicamentos, los altos precios de los alimentos, el abandono del Estado, la miseria, la falta de libertades y la exclusión dentro de la Isla. 

Al llegar al aeropuerto José Martí, de La Habana, a Campaña le llamó la atención lo “viejo, descuidado” y denunció la retención de su pasaporte “por cerca de 20 minutos, hasta que un funcionario me lo devolvió y permitieron mi ingreso”.

También hizo referencia a la diferencia en el cambio en los establecimientos estatales y en el mercado informal, de 24 y 100 pesos por un dólar, respectivamente, información que no poseen todos los turistas y que es de vital importancia ante la inflación que enfrenta el país. 

También fue relevante para el visitante el acceso a los servicios y la atención al cliente. Su primer servicio contratado fue la renta de un auto: “Nos entregaron un vehículo deteriorado. 120 dólares por día. Con luces laterales rotas. Más 20 dólares diarios por seguro y 50 dólares por combustible. Era el único auto disponible. Luego supe que llenar el tanque cuesta 8 dólares (baratísimo) con gasolina especial (la más cara)”.

En varios tuits, el turista recordó que el salario promedio de un trabajador cubano son 35 dólares, ingreso que contrasta con los altos precios. 

El turista ecuatoriano consideró que "en Cuba hay ciudadanos de 1era, de 2da y de 3ra. De primera, la cúpula del gobierno. De segunda, los cubanos que pueden comprar en las tiendas Panamericanas, que solo permiten pagos con tarjeta de crédito o con tarjetas virtuales cargadas en el exterior. De 3ra, los demás". 

Además, Campaña anotó que los apagones duran “entre 8 y 10 horas diarias” y catalogó la situación del pueblo como “dramática”, pues algunos cubanos le comentaron que “cenan agua con azúcar”.

La familia estuvo de visita en La Habana, Cienfuegos y Camagüey y, tras palpar la realidad, llegaron a la conclusión de que “el que podría ser un país maravilloso, es un país destrozado por el comunismo y por el cuento de la igualdad. Cuba es un país de enormes diferencias, en el que los extranjeros son privilegiados y en que los taxistas ganan más que los neurocirujanos”.

“La salud es en teoría gratuita. Pero los pacientes deben llevar hasta los guantes. Por ejemplo, en temas dentales, los pacientes deben llevar la resina. De lo contrario, no los pueden atender. Las farmacias, totalmente desabastecidas” agregó Campaña.