España defiende venta de material antidisturbios y armas a régimen cubano

España defendió la exportación de material antidisturbios y de defensa al régimen comunista de Cuba
Boinas negras, Pedro Sánchez y el dictador Miguel Díaz Canel
 

Reproduce este artículo

España defendió la exportación de material antidisturbios y de defensa al régimen comunista de Cuba por más de un millón de euros, informó este lunes la agencia de noticias Europa Press.

El gobierno del socialista Pedro Sánchez alegó que tienen un “control minucioso” sobre la venta de estos materiales a La Habana, en respuesta al partido Vox, que criticó la exportación cuyo “destinatario final” es el aparato represivo de un “régimen totalitario”.

Según el Ejecutivo español, las autoridades de control analizaron estas operaciones “de forma minuciosa y caso a caso, aplicando rigurosamente las prohibiciones y parámetros contenidos en el Tratado sobre el Comercio de Armas”, informó Europa Press.

El gobierno agregó que “se tienen en cuenta los ocho criterios de la Posición Común 2008/944/PESC del Consejo, de 8 de diciembre, y el Documento OSCE sobre armas pequeñas y armas ligeras de 24 de octubre de 2000”.

Vox cuestiona que “Cuba se ha convertido en el segundo país del mundo al que el Ejecutivo [español] ha exportado más material antidisturbios durante el primer semestre de 2021”, solo superado por el Congo.

“Resulta paradójico que el Ejecutivo español autorice estas exportaciones a un país que ofrece un modelo a regímenes como el de Nicaragua y Venezuela, y que son utilizados para reprimir a su propia población”, expuso el partido opositor, citando un informe del International Institute for Democracy and Electoral Assistance (IDEA).

Poco después del levantamiento popular contra el régimen de Cuba, el 11 de julio de 2021, trascendió que durante 2020 España vendió 1,2 millones de euros en material militar al castrismo, según informes públicos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo del país ibérico.

Se trata de “materiales energéticos y sustancias relacionadas”, así como “revólveres y pistolas automáticas” con cañón de ánima lisa de un calibre inferior a 20 mm, y armas automáticas con un calibre de 12,7 mm. También fusiles, ametralladoras, silenciadores, cargadores para estas armas, visores ópticos y apagafogonazos.

La compra incluyó propulsantes, productos pirotécnicos, combustibles y sustancias relacionadas, percloratos, cloratos y cromatos, oxidantes, aglomerantes, aditivos y percursores, de acuerdo con el informe del Ministerio.

En Cuba hay más de 1000 prisioneros políticos, señaló la ONG Prisoners Defenders con sede en Madrid, en un informe publicado el 3 de marzo. Al menos 869 de esas personas fueron detenidas por las protestas del 11 y 12 de julio pasado, reprimidas con fuerza por el régimen comunista con la intervención de las Brigadas Especiales del Ministerio del Interior, tropas especiales del ejército, la policía y paramilitares leales al gobierno.

Recomendaciones

 

Relacionados