Consejo para la Transición Democrática en Cuba, una estructura sólida para guiar la lucha por la libertad

El Consejo, a decir de su presidente, José Daniel Ferrer, busca estar presente e incidir positivamente en todo cuanto afecta a Cuba, así como contar con la más amplia participación de las organizaciones y personas que desean una Cuba libre y democrática
Crean Consejo para transición en Cuba
 

Reproduce este artículo

Decenas de opositores cubanos, de diferentes organizaciones y tendencias políticas, decidieron unirse recientemente en el Consejo para la Transición Democrática en Cuba. La organización, a decir de José Daniel Ferrer, su presidente, busca dotar al pueblo de “la estructura patriótica, sólida, capaz y efectiva” que desea ver guiándole en la lucha por la libertad.

En entrevista con ADN Cuba, el líder opositor y coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) definió la creación del Consejo como “un paso muy importante y necesario para la causa a favor de la democratización de nuestra patria”.

“La Nación vive momentos muy críticos y todos sabemos que urge una profunda transformación política, económica y social. La mayoría de los cubanos de dentro y de la diáspora desea una Cuba libre, democrática, justa y próspera, que solo será posible si aunamos voluntades y esfuerzos en aras de ese objetivo común”, explicó el también activista por los derechos humanos, que ve en ese deseo de libertad y en la necesidad de unidad las causas y objetivos de la fundación del nuevo ente que preside.

Entre las primeras acciones a realizar por el Consejo está una conferencia de prensa este lunes a las 10:00 horas (14:00 GMT) para anunciar su creación, características y objetivos. En ella participarán los miembros actuales de la entidad y podrán asistir, vía Zoom, todos los interesados.

Como otra de las primeras acciones, Ferrer refirió la continuación del diálogo con organizaciones y personalidades que aún no han respondido a la invitación o declinaron participar en un primer momento.

También el establecimiento de contactos con grupos y personas aún no consultados por diferentes razones, la redacción del reglamento que ordenará y regirá las labores del Consejo y la creación de los equipos que se encargarán de atender diferentes cuestiones. 

“La intención es estar presente e incidir positivamente en todo cuanto afecta a nuestra nación”, así como contar con “la más amplia participación de todas las organizaciones y personas que desean una Cuba libre y democrática”, subrayó Ferrer, expreso político del régimen.

La importancia de la representación y la unidad

El líder de la Unpacu manifestó conceder gran importancia a la representación del Consejo. Para que podamos cumplir con nuestro propósito de transitar de un estado totalitario a uno democrático, dijo, “es de vital importancia que en el Consejo estén representados todos los sectores de nuestra sociedad”.

“No pretendemos ser la única opción que represente el sentir de todos, pero sí buscamos trabajar con todos en la salvación de nuestra patria”, agregó, al tiempo que enfatizó que la nueva agrupación no busca suplantar a otras ya existentes sino “combinar los esfuerzos de la mayoría de las organizaciones y personas que luchan por la democratización de Cuba”.

Hace mucho tiempo estamos necesitando de una estructura que canalice con la mayor efectividad nuestras energías, un espacio donde se produzca la necesaria sinergia. 

Dada la grave situación que vive el país y la madurez que hemos venido alcanzando durante estos años de difícil y desigual lucha, creemos que en la mayoría va a primar el amor a la patria que sufre brutal opresión y vamos a dejar a un lado factores de desencuentro”, reflexionó Ferrer.

En sus declaraciones a esta revista, el opositor recalcó la trascendencia de que los opositores y activistas encuentren puntos de unidad. “No podemos continuar enfrentando a la tiranía, ni presentarnos al pueblo, cada cual por su camino. ¡Cuba nos necesita unidos!”, concluyó.