Oleada de tiroteos masivos en EE.UU. se vuelven preocupantes

Las autoridades comienzan a preocuparse por más tiroteos masivos a medida que se acerca el verano en Estados Unidos
Oleada de tiroteos masivos en EEUU
 

Reproduce este artículo

Los tiroteos se han vuelto una noticia común en Estados Unidos y las autoridades resaltan que, se vuelve más preocupante a medida que se acerca el verano, momento en que las restricciones disminuyen y más personas puedan socializar.

Entre el viernes por la noche y la madrugada del sábado, hubo tres tiroteos registrados en Austin, capital de Texas; Savannah, ciudad de Georgia; y Chicago. Dos personas murieron y más de 30 resultaron heridas durante estos eventos.

En Austin, las autoridades confirmaron el arresto de uno de los dos hombres sospechosos y continúan en búsqueda del segundo. 14 personas resultaron heridas, incluidas dos de gravedad, según el jefe de policía interino de la ciudad.

En Savannah, al sur de Georgia, las autoridades señalaron que un hombre perdió la vida y otras siete personas resultaron heridas de bala tras un tiroteo masivo en esta ciudad. Entre los heridos están un niño de 18 meses y otro niño de 13 años.

Roy Minter Jr., jefe de la Policía de Savannah, indicó que la disputa comenzó por dos grupos, ya que se reportaron disparos en el mismo complejo de apartamentos a principios de semana.

En Chicago, una mujer murió por herida de bala y nueve personas resultaron heridas cuando dos hombres dispararon contra un grupo que mantenía conversación en una acera del vecindario de Chatham. Los sospechosos escaparon y aún no han sido identificados.

En un intento de controlar las armas, ciudades como Miami, en Florida, aprueban leyes para combatir la violencia armada.

“Es muy perturbador lo que estamos viendo en todo el país y el nivel de violencia armada que estamos viendo en todo el país”, comunicaron los periodistas este sábado. “Es perturbador y sin sentido”.

Los ataques comienzan a aumentar a medida que las restricciones de la pandemia por el COVID-19 se alivian en todo el país. Las tasas continúan incrementándose, a pesar de que el año pasado se pensó que los tiroteos se causaron por el estrés de la nueva pandemia.

“Había una esperanza de que esto podría ser simplemente un error estadístico que comenzaría a disminuir”, expresó Chuck Wexler, director ejecutivo del Foro de Investigación Ejecutiva de la Policía. “Eso no ha sucedido. Y eso es lo que realmente hace que los jefes se preocupen de que podamos entrar en un nuevo período en el que veremos una reversión de 20 años de disminución de estos delitos”.

Gun Violence Archive, que monitorea los informes de los medios y la policía para detectar la violencia armada, define tiroteo masivo en el que se involucran a cuatro o más personas que recibieron dispararon, sin importar si solo son heridas.

Según el grupo de investigación, más de 8,700 personas han muerto a causa de la violencia armada de fuego en Estados Unidos este año.