Parlamento Europeo clasifica a Cuba como una "autocracia cerrada"
De acuerdo con el Parlamento Europeo países como Cuba, China, Irán, Arabia Saudita y Venezuela han sido implacables en su represión contra los galardonados con el Premio Sájarov.
Parlamento Europeo
 

Reproduce este artículo

Un informe del Parlamento Europeo publicado a principios de junio clasificó al régimen cubano como una "autocracia cerrada", reconoció 74 "prisioneros de conciencia" en la Isla y lamentó la crítica situación de los disidentes que ostentan el Premio Sájarov en Cuba.

El informe titulado Galardonados con el Premio Sájarov en dificultades por defender los derechos humanos reconoció que, aunque la concesión de ese premio que celebra la libertad de conciencia se suma a las presiones internacionales para asegurar la liberación de los defensores de los derechos humanos, no siempre logra incidir sobre los regímenes represivos.

De acuerdo con el Parlamento Europeo países como Cuba, China, Irán, Arabia Saudita y Venezuela han sido implacables en su represión contra los galardonados.

El informe especifica que las Damas de Blanco, galardonadas con el premio en 2005, han sido regularmente encarceladas en Cuba por sus protestas públicas y pacíficas. "Las Damas de Blanco son bien conocidas por marchar en silencio, vestidas de blanco, todas las semanas en las calles de La Habana en protesta contra los arrestos y encarcelamientos por motivos políticos de varios disidentes", especificó el informe.

El Parlamento Europeo también reconoció la existencia de 74 presos de conciencia en Cuba. En mayo de 2020, dos de los prisioneros eran miembros de las Damas de Blanco y uno estaba bajo arresto domiciliario, precisó el informe.

"Los galardonados cubanos Guillermo Fariñas y las Damas de Blanco también sufren formas frecuentes de acoso. A Berta Soler, la líder de las Damas en Blanco, se le prohibió viajar a Bruselas en la ocasión del 30 aniversario del Premio Sájarov en junio de 2018".

"Fariñas, un destacado disidente cubano galardonado en 2010, quien pasó numerosos años en prisión y realizó varias huelgas de hambre, fue arrestado a principios de febrero de 2020 por liderar una campaña contra el acuerdo de la UE-Cuba. En el momento de su arresto, Fariñas estaba solicitando una visa europea para participar en varias reuniones especialmente en España y Bruselas, invitado por el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) y el Subcomité DROI en el Parlamento Europeo".

Tras su arresto, la vicepresidenta del PE, Heidi Hautala, y la presidenta del subcomité DROI, María Arena, emitieron una declaración en la que pedían a las autoridades cubanas respeto por los derechos de Fariñas, así como sus garantías para viajar al extranjero. El disidente fue liberado y más adelante pudo viajar.

"Unos pocos meses antes de su arresto, a fines de 2019, Fariñas había expresado su oposición a al nuevo Acuerdo de Cooperación entre Cuba y la Unión Europea (…). Según Fariñas, recientemente hubo un aumento de la violencia y las detenciones de activistas de derechos humanos y políticos de oposición en Cuba".