Activista de la Unpacu irá a juicio por “Desorden Público” y “Desacato”

El opositor cubano Daineris Moya García, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) fue notificado, ayer 23 de octubre, de la apertura de un juicio en su contra.
Daineris Moya García. Foto tomada de CubaNet
 

Reproduce este artículo

El opositor cubano Daineris Moya García, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) fue notificado, ayer 23 de octubre, de la apertura de un juicio en su contra por los supuestos delitos de “desorden público” y “desacato” en Palma Soriano, Santiago de Cuba.

Las Fiscalía pide una pena de seis años de privación de libertad para el disidente.

La notificación de apertura a juicio oral fue entregada por dos presuntos trabajadores del Tribunal de ese municipio santiaguero, aunque Moya García escribió en un post de Facebook: “yo estoy seguro que más que trabajadores del tribunal son colaboradores del DSE (Departamento de la Seguridad del Estado). 

En el documento entregado al hijo del fallecido disidente Pablo Moya Delá expresa que debe contratar a un abogado que le represente en un término de cinco días o se le asignará uno de oficio.

“Continúa la arremetida del régimen contra quienes se levanten a favor de la LIBERTAD Y LA DEMOCRACIA QUE TANTO ANHELA NUESTRO SUFRIDO PUEBLO. El régimen dictatorial a través de su tiránico actuar busca el amedrentamiento de la población cubana y para evitar que nuestros conciudadanos salgan a las calles pacíficamente en reclamo de nuestros derechos. Para esto emplean métodos que se mueven sobre la base del odio, el rencor, la maldad constante y la macabra INJUSTICIA que ha echado raíces durante estos 62 años de revolución”, dijo Moya García.

Moya García fue detenido por su participación en las protestas antigubernamentales el 11 de julio en su comunidad. Fue excarcelado el 27 de julio luego de seis días de arresto. 

“Me fueron a buscar (los oficiales del MININT) el día 21 en horas de la tarde. Yo había regresado de resolver asuntos personales. Justo me disponía a almorzar cuando me di cuenta del operativo, encabezado por el segundo jefe de la Policía en Palma Soriano. Me hicieron un cache en público y delante de mi hijo de ocho años. Todo eso fue difícil para él” contó a CubaNet.

En ese entonces se le comunicó que estaba además acusado por “instigación a delinquir” y “propagación de epidemia”. Moya García comenzó una huelga de hambre hasta que fue liberado.

Otro de los miembros de Unpacu, su líder José Daniel Ferrer fue apresado el propio 11 de julio en Santiago de Cuba. 

Tras casi 90 días sin saber de él, la familia de Ferrer pudo confirmar su paradero en la prisión Mar Verde de la provincia Santiago de Cuba. Su hijo José Daniel Ferrer Cantillo pudo verlo durante 20 minutos el pasado 8 de octubre, y denunció el pésimo estado de salud del activista.