Gobierno de EEUU preocupado por salud de José Daniel Ferrer

"Alarmados por los reportes de la salud de José Daniel Ferrer", dijo Brian A. Nichols, subsecretario de Asuntos del Hemisferio Occidental
"Alarmados por los reportes de la salud de José Daniel Ferrer", dijo  Brian A. Nichols, subsecretario de Asuntos del Hemisferio Occidental
 

Reproduce este artículo

Brian A. Nichols, subsecretario de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU manifestó preocupación por la salud del opositor cubano José Daniel Ferrer, preso desde el pasado 11 de julio de 2021.

Según comentó Nichols en su Twitter oficial, el gobierno estadounidense está 'alarmado' por los reportes de la salud de Ferrer, coordinador general de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

Denunció que Ferrer permanece incomunicado en una celda de aislamiento por protestar pacíficamente.

"El gobierno de Cuba es el responsable de proteger el bienestar de los que están bajo su custodia", agregó Nichols.

 

Tuit de Brian A. Nichols.

Tuit de Brian A. Nichols.

 

Tras casi 90 días sin saber de él, la familia de Ferrer pudo confirmar su paradero en la prisión Mar Verde de la provincia Santiago de Cuba. Su hijo José Daniel Ferrer Cantillo pudo verlo durante 20 minutos el pasado 8 de octubre, y denunció el pésimo estado de salud del líder de Unpacu.

"Permitieron el pequeño encuentro a sólo un integrante de la familia para, gracias a Dios y las exigencias de tantas personas solidarias a quienes les estamos eternamente agradecidos, demostrar que al menos hasta el momento José Daniel permanece con vida", escribió en redes sociales su hermana Ana Belkis Ferrer.

Ferrer comentó a su hijo que lo mantienen "en una minúscula y reducida celda de aislamiento de la prisión", donde solo le permiten usar ropa interior.

"José Daniel se encuentra muy mal de salud, con la presión arterial extremadamente alta. Apenas pudo hablarle a su hijo. Desde el día anterior presenta fuertes dolores de cabeza, escalofríos, dolores en su cuerpo y falta de aire, a tal punto que pidió le volvieran a inyectar con Diclofenaco".

La familia exigió su liberación inmediata.

Ferrer fue detenido cerca de su vivienda en Santiago de Cuba el pasado 11 de julio, cuando se dirigía junto a su hijo al Parque Céspedes, para unirse a las manifestaciones populares de ese día.

El 16 de agosto mientras estaba preso, lo condenaron a cuatro años y 14 días, ya que las autoridades judiciales revocaron la sanción de 'limitación de la libertad' (sin internamiento) que tenía desde 2020.