Cuba es el único país donde los dirigentes muchas veces caen hacia arriba, y los que no, entran en una categoría fantasmal llamada “plan pijama” ...