Multan a trabajadores de comercio en La Habana por retener cajas de cigarros

Con multas de ocho mil pesos fueron sancionados trabajadores de comercio del municipio La Lisa por retener 620 cajetillas de cigarros en el almacén, de las marcas comerciales H. Upmann con filtro (280) y sin filtro (40) y Popular rojo (300).
Cajas de cigarros. Foto tomada de Tribuna de La Habana
 

Reproduce este artículo

Con multas de ocho mil pesos fueron sancionados trabajadores de comercio del municipio La Lisa, en La Habana, por retener 620 cajetillas de cigarros en el almacén, de las marcas comerciales H. Upmann  con filtro (280) y sin filtro (40) y Popular rojo (300).

Los inspectores de la Dirección Integral de Supervisión y Control (DISC) de La Lisa supervisaron el kiosko de la calle 198 y 91 y en una revisión detectaron la retención de la mercancía, que en el mercado negro supera hasta los 100 pesos cubanos por caja.

Tras el hallazgo los cigarros fueron vendidos a la población.

También en otros municipios las autoridades del régimen detectaron ilegalidades en entidades del Estado. En Centro Habana, en la tienda Chantilly del boulevard de San Rafael se detectaron productos retenidos durante más de dos días.

Por otro lado, en San Miguel del Padrón se descubrieron violaciones de precios y de las medidas sanitarias contra la pandemia, según relató el medio oficialista Tribuna de La Habana.

“En la bodega 1021, de la propia localidad sanmiguelina, se detectaron 110 libras de arroz sin respaldo documental y 80 unidades de almohadillas sanitarias, se procedió al decomiso de dichos productos”, refirió el periódico.

Otra unidad comercial de San Miguel del Padrón fue inspeccionada. En el mercado estatal María Luisa se comprobó el faltante de 18 mil 288.75 pesos, violación del precio del plátano fruta y 113 libras de frutabomba sin respaldo documental.

Incumplen producción de cigarros de julio en Cuba

En julio último el Ministerio de Comercio Interior (Mincin) cubano reconoció el incumplimiento de la producción y entrega de millones de cajetillas de cigarros correspondientes a ese mes. Este producto ha comenzado a escasear en el país y su venta fue restringida a tiendas estatales de racionamiento.

Desde junio las marcas de cigarrillos Criollo, Popular, Aromas y Titanes –producidas por fábricas nacionales y que se venden en moneda nacional–, solo están disponibles a través de la libreta de racionamiento, como una medida que busca paliar la profunda escasez provocada por la incapacidad del régimen para abastecer.

Betsy Díaz Velázquez, titular del Mincin, insistió en declaraciones al diario oficialista Granma, en que la venta solo “por la libreta” es para frenar “acaparadores y revendedores”.

Sin embargo, la ministra no pudo esconder la verdadera causa de la falta de cigarros, que no es la existencia de revendedores: “este mes [julio], por ejemplo, hubo un incumplimiento significativo de la producción, lo cual agravó esa medida inicial de expender las cajetillas en la red de bodegas”.

El plan para julio era disponer de cerca de 37 millones de cajetillas de cigarros, y las entregas tuvieron un déficit de 24 millones: solo se cumplió el 34 %, según datos ofrecidos por la funcionaria.