Muere joven de 17 años tras parto en Santiago de Cuba
La adolescente estuvo 9 días en coma después de dar a luz a su segunda hija

Una joven de 17 años, Rosmerys Serrano, falleció tras un parto en el pueblo San Benito del Crucero, Santiago de Cuba, según informó Cubanet.

De acuerdo con este medio, el lamentable hecho ocurrió el pasado 11 de octubre, en el Hospital Clínico Quirúrgico Juan Bruno Sayas, y la adolescente estuvo 9 días en coma después de dar a luz a su segunda hija.

"Todo parece indicar que este medicamento le habría provocado una reacción adversa que a su vez, le ocasionó dos paros cardíacos de 10 y 15 minutos respectivamente", agrega la nota.

Hasta este jueves, el diagnóstico que dieron los médicos fue de Encefalopatía Hipóxica Cerebral, pero sus familiares aseguran que la mataron, pues le aplicaron una sobredosificación de anestesia, denuncian.

"La Hipoxia Cerebral se presenta cuando no llega suficiente oxígeno al cerebro y los paros cardíacos son de las causas más comunes que la ocasionan, tal y como sucedió en este caso. Algunas de las células cerebrales comienzan a morir en menos de cinco minutos luego de haber iniciado el paro. Estos cuadros, pudieron ser provocados por complicaciones de la anestesia general, por ejemplo, una reacción adversa a la misma", dijo el doctor Roberto Serrano.

 

 

 

En agosto pasado, otro caso de presunta negligencia médica a raíz de supuestas malas prácticas fue reportado, se trata de un niño guantanamero, de 4 años de edad quien, según relató la fuente a Cibercuba, llegó al Hospital Pediátrico Agustín Pérez, de Guantánamo quejándose de un fuerte “dolor abdominal e hinchazón” dos días anteriores a su muerte. Sin embargo, a pesar de tratarse de una urgencia, no fue hasta un día y medio luego de su ingreso que lo operaron.

Cada vez más se hacen comunes los casos de denuncia por negligencia médica en la isla, fenómenos que no son aislados si recordamos que en diciembre del pasado año murió un bebé de cuatro meses en el Hospital Pediátrico Infantil Sur de Santiago de Cuba. A este se suma el caso de el menor, nacido pretérmino con bajo peso e inmunodeprimido, quien fue víctima de un "procedimiento invasivo", bajo responsabilidad del médico de guardia.