Denuncian muerte de joven madre en Artemisa por presunta negligencia médica

Mailin Sena Acosta, una joven de 25 años de edad, murió el pasado 21 de junio víctima de presuntas negligencias médicas en un hospital de la provincia de Artemisa.
Mailin Sena Acosta, presunta víctima de negligencia médica en Cuba.
 

Reproduce este artículo

Mailin Sena Acosta, una joven de 25 años de edad, murió el pasado 21 de junio víctima de presuntas negligencias médicas en un hospital de la provincia de Artemisa, informó este miércoles el Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (Iclep).

“Me la mataron allí, médicos chapuceros, este es el resultado de la masividad en la formación de médicos”, denunció Dairon Grimón Acosta, familiar de la fallecida tras una intervención quirúrgica en el Hospital General Docente Comandante Pinares.

El deceso ocurrió “bajo circunstancias no aclaradas por el personal sanitario y su familia expresó estar convencida que se trata de otro episodio de negligencia médica en este centro de salud”, reportó Sandro Conrado, periodista ciudadano colaborador del Iclep.

El primer incidente de presunta mala práctica médica sucedió un año atrás, cuando el doctor identificado como “Tito”, especialista en Ginecología, “le perforó el útero y los intestinos mientras le practicaba un legrado a Mailin”.

Sena Acosta, madre de una hija de cuatro años en ese momento, fue intervenida con urgencia para someterla a una histerectomía (escisión parcial o completa del útero) y una colostomía (procedimiento con el cual se saca un extremo del intestino grueso a través de una abertura en la pared abdominal).

Según la nota del Iclep, el hermano de la joven solicitó a Yolanis Torres Martínez, director del hospital, operarla debido a las secuelas que arrastraba, pero su pedido fue rechazado. La familia afirma que el funcionario de Salud Pública dijo que su institución no contaba con insumos para dicha intervención quirúrgica.

Finalmente, días después hubo que operar de urgencia a Mailin Sena. Tras la intervención el cirujano Manuel Martínez aseguró a los familiares que todo había resultado bien, pero la joven comenzó a vomitar heces y sangre. “Al cabo de dos días, la muchacha falleció bajo estas circunstancias”.

Dairon Grimón Acosta dijo que “no habrá descanso por la vía que sea hasta que no se haga justicia y los culpables paguen”. Los directivos del hospital comandante Pinares negaron hacer cualquier tipo de comentarios al respecto a El Majadero de Artemisa, medio comunitario gestionado por el Iclep que reportó el caso.