Muere leyenda del ballet, Alicia Alonso a los 98 años

La bailarina cubana, Alicia Alonso, leyenda de esta disciplina a nivel mundial, falleció este jueves en La Habana a los 98 años de edad, confirmaron medios oficiales de la prensa cubana. 

Según informó El País, la artista había ingresado horas antes a un hospital de la capital de la Isla por una bajada de tensión.

La bailarina es famosa, entre otras cosas, por sus representaciones de Giselle y Carmen, además de otras grandes obras del repertorio clásico y romántico. 

En Nueva York, Alicia inició su carrera bailando en los musicales de Great Lady, en 1938, y Stars in your eyes, en 1939. Fue solista en el American Ballet entre 1939 y 1940.

Desde los diecinueve años, padeció de un defecto en un ojo, por lo que era parcialmente ciega. A lo largo de su larga vida artística, tuvo como partenaires a grandes figuras masculinas de la danza que, además de ser bailarines excepcionales, también fueron atentos compañeros de escena que sabían cómo sortear las dificultades visuales de su pareja.

 

 

En el 2000, el Consejo de Estado del régimen le otorgó la máxima condecoración de la isla, la Orden José Martí y, en 2015, la misma entidad dispuso sumar a la denominación del Gran Teatro de La Habana el nombre de Alicia Alonso.

En 2017 recibió el título de Embajadora Mundial de la Danza otorgado por la UNESCO. 

Al cononcer la noticia del deceso, el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel escribió un mensaje en su perfil de Twitter: "Alicia Alonso se ha ido y nos deja un enorme vacío, pero también un insuperable legado. Ella situó a Cuba en el altar de lo mejor de la danza mundial", y agradeció a la bailarina por su "obra inmortal".