Migrantes cubanos podrían solicitar tarjetas verdes gracias a fallo de tribunal de Miami
Los cubanos eran detenidos y liberados, pero no recibían tarjetas de libertad condicional. Con este fallo, miles de cubanos podrán solicitar un estatus permanente en EE.UU.
Inmigrantes cubanos son escoltados por autoridades mexicanas de inmigración el 29 de abril de 2019 en Ciudad Juárez, México, cuando cruzan a Estados Unidos para pedir asilo. CHRISTIAN TORRES AP
 

Reproduce este artículo

Un fallo de la corte de inmigración de Miami (Florida), que no está disponible públicamente pero fue obtenido por el Miami Herald, dictaminó este lunes que cualquier inmigrante liberado de una detención por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) y que no posea una orden de deportación, será elegible para solicitar el beneficio de libertad condicional.

De acuerdo con este medio, el fallo podría afectar a cubanos que emigraron a Estados Unidos desde enero de 2017, cuando fue cancelada la política de “pie seco, pie mojado”, que permitía a la mayoría de los cubanos que llegan a suelo estadounidense quedarse y convertirse en residentes permanentes legales.

Los cubanos que eran detenidos por el DHS al ingresar a EE.UU. en un puerto de entrada, eran liberados y se les daba un Formulario I-94, también conocido como una “tarjeta de libertad condicional”, la cual servía entonces para solicitar una tarjeta verde.

Pero cuando terminó “pie seco, pie mojado”, esas protecciones se interrumpieron. Los cubanos ahora eran detenidos y liberados, pero no recibían tarjetas de libertad condicional, con lo cual les quitaba la oportunidad de solicitar la residencia. Con este fallo, de acuerdo con el Nuevo Herald, miles de cubanos podrán solicitar un estatus permanente en el país.

La decisión del tribunal de Miami no es de cumplimiento obligatorio hasta este momento, lo que significa, según el periódico, que no se puede aplicar más allá de los casos que se vean afectados de manera directa.

El juez Timothy Cole, sin embargo, certificó el caso a la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA, en inglés), el máximo órgano administrativo para interpretar y aplicar las leyes de inmigración, para su posterior reconsideración. Por lo que si llega a estar de acuerdo con Cole, la decisión podría llegar a tener alcance nacional, aseguró el Miami Herald.

“Esto podría cambiar totalmente la situación para los inmigrantes, específicamente a medida que la nueva administración se instala”, citó el Miami Herald a Mark Prada, un abogado de inmigración de Miami que ha estado encabezando el caso en nombre de varios inmigrantes en el sur de Florida

Cole, por su parte, opinó que a pesar de no recibir una tarjeta de libertad condicional física, “es la ley, no el papeleo o cualquier otra cosa, lo que controla”. Continuó explicando que los inmigrantes ya estaban en libertad condicional cuando son liberados de la detención bajo la Ley de Inmigración y Nacionalidad, y que este grupo sería capaz de tratar de ajustar su estatus y obtener una tarjeta verde.

Es la primera vez que un juez de inmigración emite esta opinión por escrito, de acuerdo con expertos en políticas de inmigración citados por el Miami Herald, señalando que tiene el potencial de “tener impacto nacional”. En teoría, el nominado por el presidente electo Joe Biden, el juez Merrick Garland, ex candidato a juez de la Corte Suprema, también podría certificar el caso él mismo y decidir hacerlo vinculante para todas las agencias de inmigración.

Aunque se desconoce cuántas personas podría afectar este fallo, “el tribunal cree que esa cifra es elevada”, escribió Cole.

“En pocas palabras, el problema que esto ha resuelto es significativo”, agregó. “Si el tribunal tiene razón en las conclusiones jurídicas que se han alcanzado aquí, un gran número de extranjeros de situación similar tratarán de ajustar adecuadamente su situación ante el tribunal... o USCIS (Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos)”.

De acuerdo con el Nuevo Herald, en un informe publicado por el Instituto de Política Migratoria en junio de 2020, los cubanos han estado entre los 10 grupos de más inmigrantes en Estados Unidos desde 1970. En el año fiscal 2018, había más de 1.3 millones de cubanos en el país, lo que representa cerca del 3% de la población total de inmigrantes de 44.7 millones.

Dentro de Estados Unidos, la población cubana está altamente concentrada y 77% vivía en la Florida entre 2014 y 2018. Los cuatro principales condados por concentración estaban todos en la Florida: Miami-Dade, Broward, Hillsborough y Palm Beach. Juntos, estos condados eran el hogar de alrededor de 67% de todos los inmigrantes cubanos en Estados Unidos.

No está claro cuántos cubanos han emigrado a Estados Unidos desde 2017 porque el gobierno federal no publica esas estadísticas por país de origen, sostuvo el Miami Herald.