EEUU procesará 25 mil solicitudes de asilo de migrantes en México, incluidos cubanos

Estados Unidos comenzará a procesar gradualmente a miles de solicitantes de asilo obligados a esperar en México 
Un grupo de cubanos esperan ante agentes de seguridad de frontera en Ciudad Juárez.
 

Reproduce este artículo

Estados Unidos comenzará a procesar gradualmente a miles de solicitantes de asilo obligados a esperar en México bajo un controversial programa implementado por el expresidente Donald Trump, anunció el 12 de febrero, la Asistente Especial del Presidente y Coordinadora para la Frontera Sur, Roberta Jacobson.

Las medidas son parte de un plan de la administración del presidente Joe Biden para poner fin al programa, conocido como los Protocolos de Protección al Migrante (MPP, por sus siglas en inglés).

La administración Biden comenzará a trabajar para procesar a unos 25,000 migrantes con reclamos activos en el programa y Jacobson recomendó a estas personas que permanezcan donde están.

En la primera fase, los funcionarios se prepararán para procesar aproximadamente 300 solicitantes de asilo por día en tres puertos de entrada.

“La cosa más importante cuando empecemos ese programa es que la gente, parte del programa MPP, no se mueva de donde está ahora porque tienen que registrarse y esperar hasta que tengan una cita en un lugar específico, a una hora, para cruzar la frontera”, dijo Jacobson en una conferencia de prensa telefónica.

Un reportero preguntó si los cubanos en campamentos de refugiados en la frontera entre Estados Unidos y México siguen manteniendo su estatus especial y si serían recibidos, a diferencia de los centroamericanos, si llegan por sí solos a las garitas en la frontera.

La embajadora contestó que hay todavía una distinción en la ley porque aún existe la Ley de Ajuste Cubano, que permite a los ciudadanos cubanos que llegan al país gozar de ciertos privilegios migratorios.

“Estamos hablando de una situación en que los migrantes de otros países y los de Cuba están siendo tradados más o menos de una manera similar cuando cruzan la frontera. La diferencia es cuándo pueden cambiar su estatus, pero todos tienen que pedir el asilo y van a entrar en ese proceso cuando crucen”, explicó Jacobson.

La Coordinadora para la frontera Sur dijo que los solicitantes de asilo que hayan estado esperando más tiempo tendrán prioridad, junto con las personas consideradas más vulnerables debido a su salud o amenazas a su seguridad.

El anuncio no brinda alivio a las personas cuyos casos fueron desestimados o denegados, y Jacobson dijo que la administración todavía estaba considerando cómo abordar cualquier caso más allá de los que están activos.

En tanto, según informaron las autoridades, el jueves 11 de febrero los equipos de rescate de la Guardia Costera estadounidense interceptaron en mar abierto a ocho migrantes cubanos que viajaban en una pequeña y precaria embarcación cerca de los Cayos de Florida, y fueron repatriados a la isla.

Un buen samaritano alertó el lunes pasado a los vigilantes del sector de la Guardia Costera de Key West sobre un grupo de personas que viajaba a bordo de una rústica embarcación, detalló en un comunicado el Séptimo Distrito del Suroeste de la Guardia Costera.

Un equipo de rescate de guardacostas de la Estación Islamorada y otro de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) se desplazaron a la zona señalada, recogieron a ocho cubanos, siete hombres y una mujer, y los transfirieron al barco guardacostas William Trump para repatriarlos.

"La Guardia Costera y nuestras agencias asociadas continuarán rescatando y repatriando a los migrantes indocumentados que se hacen a la mar en embarcaciones no aptas para navegar sin equipo de seguridad", señaló Mario Gil, oficial de enlace con Cuba de la Guardia Costera estadounidense. 

"Viajes como estos nunca merecen el riesgo. Las aguas del Estrecho de Florida son impredecibles y el riesgo de pérdida de vidas es grande en embarcaciones como esta".

Otros tres cubanos que fueron rescatados esta semana de una isla deshabitada del archipiélago atlántico de Bahamas, donde pasaron 33 días y sobrevivieron a base de comer cocos y ratas, se mantienen bajo custodia de la agencia federal estadounidense de Inmigración.

En una declaración enviada a Efe, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) de EEUU señaló que los cubanos, dos hombres y una mujer, que fueron rescatados el martes de la diminuta isla Anguilla Cay, siguen en el Broward Transitional Center, un centro de detención para inmigrantes ubicado en el Condado de Broward, en el sureste de Florida.

 

*Con información de Radio Televisión Martí y EFE