Detienen a cubanos que arriesgaron su vida entrando a EE.UU ocultos en tren de carga
Agentes de la Patrulla Fronteriza rescataron a pasajeros escondidos dentro de un vagón tolva, mientras intentaban entrar a los Estados Unidos en tren cerca de Bruni, Texas
Detienen a cubanos que arriesgaron su vida entrando a EE.UU ocultos en tren de carga
 

Reproduce este artículo

El  Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU, Aduanas y Protección de Fronteras, informó a través de su sitio web, que durante la madrugada del pasado 29 de agosto, agentes de la Patrulla Fronteriza “rescataron a varias personas escondidas dentro de un vagón tolva de granos, mientras intentaban peligrosamente avanzar en su entrada a los Estados Unidos en tren, cerca de Bruni, Texas”.

Fueron localizadas 23 personas en el tres y según el reporte de las autoridades, “ninguno llevaba equipos de protección personal en un lugar cerrado”. Entre los viajeros se incluían a “dos jóvenes ciudadanos estadounidenses y otros 21 que se determinó que estaban en los Estados Unidos ilegalmente, procedentes de Cuba, México, Honduras, Ecuador, y Guatemala”.

“Todos fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos en espera de enjuiciamiento”, se precisa en el reporte del Departamento de Seguridad Nacional.

De acuerdo a las informaciones publicadas, “la compañía ferroviaria notificó a los agentes de la estación de Hebbronville sobre varias personas que viajaban ilegalmente en un tren de carga. Los agentes coordinaron esfuerzos con la compañía ferroviaria para inspeccionar el tren de manera segura”.

“Este método peligroso de ingreso ilegal a los Estados Unidos se desaconseja enérgicamente, ya que a menudo resulta en lesiones graves o la muerte. La Patrulla Fronteriza del Sector de Laredo continúa advirtiendo contra los peligros de las personas que cruzan ilegalmente a los EE.UU por medios peligrosos”, advirtieron las autoridades locales.  

“Los contrabandistas ponen a 21 personas dentro de una tolva de grano, un espacio confinado y extremadamente peligroso, y ahora enfrentan un juicio por delito grave. Este caso destaca lo descuidados que son los traficantes con la vida de las personas. Están dispuestos a poner en riesgo varias vidas para obtener ganancias", dijo Matthew J. Hudak, agente jefe de patrulla del sector de Laredo.  

La nota oficial concluye aseverando que “la Patrulla Fronteriza del Sector de Laredo está comprometida con la misión de la agencia de proteger al pueblo estadounidense salvaguardando nuestras fronteras y mejorando la prosperidad económica de la nación”.

 

En tanto, el pasado 24 de agosto la Guardia Costera de Estados Unidos anunció que había quedado suspendida la búsqueda de ocho balseros cubanos perdidos en alta mar, entre ellos dos niños, quienes partieron del municipio costero de Caibarién, al norte de la provincia de Villa Clara, el 15 de agosto con rumbo al sur de la Florida.

A través de la cuenta oficial en Twitter la Guarida Costera refirió que se detuvo la búsqueda, “después de agotar todas las vías”. “Los equipos de rescate buscaron durante 4 días utilizando 2 aviones y 4 cortadores”, se precisa en la información.

En el comunicado se detalla además que se realizaron acciones de búsqueda en “27 mil 813 millas náuticas cuadradas, aproximadamente del tamaño de Carolina del Sur”.

Ahora que ya no existe la política de “pies secos, pies mojados”, cualquier cubano que entre ilegalmente a Estados Unidos tendrá un camino difícil para la legalización, declaró a medios locales el abogado de inmigración Willy Allen, a inicios de este año. 

Sin embargo, agregó, con independencia de que la vía de acceso sea marítima o terrestre, cualquier inmigrante puede lograr su regularización con perseverancia y asesoramiento legal, y el asilo es una de las figuras disponibles, para aquellos casos en los que las autoridades determinen que aplica.