Cubanos tienen riesgo de contagio de covid19 por hacinamiento en campamentos de migrantes de Panamá
Cubanos, haitianos, venezolanos y ciudadanos de países de África corren riesgo de contagiarse de COVID-19 en centros de detención de migrantes en Panamá
Albergue de migrantes La Peñita, Panamá. Foto: Ministerio Público de Panamá
 

 

Los cubanos recluidos en dos centros de detención de migrantes en Panamá, en la frontera con Colombia, corren el riesgo de contagiarse de la COVID-19 debido al alto grado de hacinamiento y las inadecuadas condiciones de higiene, alertaron el jueves defensores de los derechos humanos.

Además del grupo de cubanos recluidos ahí, también se encuentran migrantes procedentes de países africanos, Haití y Venezuela, quienes buscan llegar a Estados Unidos o Canadá a pesar de la crisis sanitaria mundial, informó el portal Infobae.

Se trata de los centros para migrantes de La Peñita y Lajas Blancas, en la provincia panameña de Darién, fronteriza con Colombia, en los que desde abril se han detectado más de 200 casos de coronavirus, incluyendo siete niños, advirtieron representantes del Centro para la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil).

"Hemos reiterado que en el contexto de la pandemia se ha generado riesgo general y grave para 1.700 personas detenidas", declaró la abogada Kavita Kapur, de Cejil, en una audiencia virtual ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

Kapur citó datos de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) para revelar que al 25 de junio La Peñita tenía 1.624 migrantes, cuando su capacidad es para 200.

 

 

"Con eso es imposible mantener medidas de distanciamiento y las personas están expuestas al contagio" de COVID19, agregó la abogada de Cejil, quien alertó de un faltante de 80% de letrinas y 90% de duchas.

Panamá es el país más golpeado de Centroamérica por el nuevo coronavirus, con más de 800 muertos hasta este jueves.

La CorteIDH, con sede en San José, convocó la audiencia para revisar el cumplimiento de una orden emitida en mayo para que Panamá mejore las condiciones y reduzca el hacinamiento en los dos campamentos, detalló Infobae.

La defensora del pueblo de Panamá, Maribel Coco de Garibaldi, recordó que la atención se dificultó desde que en marzo Costa Rica cerró sus fronteras, obligando a los migrantes a permanecer en el país canalero.

El vicecanciller panameño, Federico Alfaro, urgió una acción regional para atender a los migrantes.

A su vez, el viceministro de Seguridad, Ivor Pitti, detalló inversiones para mejorar las condiciones de Lajas Blancas, donde son trasladados contagiados y sospechosos de covid-19.

También destacó que se prevé una nueva estación migratoria para recibir a 1.200 personas, destacó el reporte.