Mercado negro gana terreno en Holguín

El desabastecimiento es la norma en Holguín. El mercado informal, el negro, viene a ser “el salvavidas”.
Mercado negro gana terreno en Holguín
 

Reproduce este artículo

* Por Emilio García

La estrategia usada por las Tiendas Recaudadoras de Divisa, consistente en llenar los estantes y neveras con un mismo producto, solo significa una cosa: el desabastecimiento es la norma en Holguín. Es entonces cuando el mercado informal, el negro, el barco de los piratas, viene a ser “el salvavidas”.

Uno de estos lugares se conoce como “El bosquecito de la salida San Andrés”, en la ciudad cabecera. En el conviven cuentapropistas autorizados con revendedores piratas que “luchan” el día a día, aprovechándose de los más necesitados sin compasión.

“¡Aquí encuentras de todo, desde salchichas hasta huevos!, pero prepárate pa’ lo que viene”— cuenta un transeúnte que dijo llamarse Alejandro García.

Eddy Pérez, un holguinero de 60 años, comentó: “me siento robado, 6 salchichas por 40 pesos (1.60 CUC), y como le dije que estaba caro, me respondió que él no me obligaba a comprar”.

Si tú eres periodista saca esto: huevos a 3 pesos cada uno; eso es un abuso, no hay quien pueda con esto y ha estado más caro”, reclamó otro cliente que se negó a identificarse.

Un vendedor conocido como  “El manos” dice a este reportero: “Yo tengo que comprar los productos caros porque no hay en ninguna parte, así que tengo que subirle el precio, y yo soy el que se arriesga, de hambre no me voy a morir, yo tengo hijos”.

 

¿De dónde provienen estas cajas de pollos, huevos, salchichas, latas de carne, aceite, pescado y otros productos de primera necesidad, vendidos muy por encima de su precio real, cuando no existen en ningún establecimiento de la red estatal, y ningún cuentapropista puede importar alimentos con fines comerciales?

De la corruptela que impera en las entidades encargadas, que campean en medio del descontrol y la indolencia de un estado en decadencia que se preocupa sólo por buscar estrategias para su permanencia en el poder, mientras ha dejado, hace mucho, de cumplir con sus obligaciones con un pueblo cansado y consumido por la escasez.

Te lo voy a decir porque te conozco desde hace una pila de años y porque ya no pincho en eso. Eso sale de un montón de lugares y pasa por un montón de manos antes de llegar a aquí”— confesó una fuente que pidió el anonimato— “Desde los almacenes de hoteles en la playa, los hospitales, los centros de gastronomía. Ahí está gente metida que ni se sabe, gente de bien arriba”.

Mercado negro gana terreno en Holguín

Aquí vienen los inspectores del DIS (Inspectores del Gobierno) pero es pa’ resolver, le regalan una postica o unos huevos y ya, a nadie le importa, nosotros  seguimos reventa ’os, una postica de pollo aquí te puede costar hasta 100 pesos (4.00 CUC), imagínate yo solo gano 235 al mes, y hay que comer todos los días del mundo”, comentó Elsa Tamayo, una joven trabajadora de un círculo infantil.

Hace poco sacaron a unos que le quitaban postas a las cajas de pollo y les echaban agua, luego las congelaban y al pesarlas estaban bien, eso iba para las tiendas, pero lo que ellos ‘rompían’, que no era poco, salía para el mercado negro”— cuenta Ramón Vázquez, ex empleado de la corporación CIMEX.

Recomendaciones

 

Relacionados