Madre cubana pide indulto para condenados por el robo de la Lanchita de Regla
La dama de Blanco Julia Estrella Aramburo solicitó el indulto presidencial para su hijo y su sobrino, condenados a cadena perpetua por el robo de la popular lanchita de Regla en 2003. Justifica su solicitud en el deterioro de la salud de ambos y en la falta de condiciones de los establecimientos penitenciarios
Julia Estrella Aramburo. Foto tomada de su Facebook

Julia Estrella Aramburo, madre y tía de Harold Alcalá Aramburo y Maykel Delgado Aramburo, respectivamente, envió el 21 de enero una segunda petición de indulto presidencial para ambos familiares, encarcelados desde 2003 por robar la Lanchita de Regla para intentar salir de Cuba rumbo a Estados Unidos.

La petición de la miembro de las Damas de Blanco va dirigida al presidente de la isla, Miguel Díaz-Canel, y está justificada en lo preceptuado en el artículo 61 de la Constitución cubana, según el cual “…Las personas tienen derecho a dirigir quejas y peticiones a las autoridades…”.

Así lo refleja la solicitante en su petición formal, disponible en la web de la organización Cuba Independiente y Democrática (CID), donde refleja que sus familiares acusados no debían haber sido juzgados bajo la Ley contra Actos de Terrorismo.

Ello demuestra que existió “un inadecuado uso del arbitrio judicial”, según el abogado independiente Edilio Hernández, citado por CiberCuba. Hernández auxilió a Julia Estrella en su petición, que además critica las condiciones penitenciarias del Combinado del Este, donde están su hijo y sobrino, y las califica de inconsistentes con la cadena perpetua dictada contra sus familiares.

Harold Alcalá y Maykel Delgado fueron sentenciados en 2003 por secuestrar la lanchita de Regla, con pasajeros a bordo, e intentar huir de Cuba. Si bien en el incidente no hubo sangre de por medio, las autoridades judiciales decidieron dictar la pena máxima, la pena de muerte, para Lorenzo Enrique Copello, Bárbaro Leodán Sevilla García y Jorge Luis Martínez Isaac, y la cadena perpetua para los familiares de Julia Estrella, que en mayo de 2019 solicitó al Ministerio de Justicia un procedimiento especial de revisión del caso.

La solicitud fue aceptada por la autoridad judicial en octubre, pero Julia Estrella no ha descartado solicitar el indulto, ya que considera “excesiva la pena aplicada”, según consta en el citado documento.

Pese a eso, dice, tanto ella como los “muchachos” reconocen “que los medios y métodos empleados para alcanzar la salida del país en aquel momento fueron erróneos, ilegales, peligrosos y punibles, dando por concebida, independientemente de las acciones y recursos legales esperanzadores de disminución de la pena, el cumplimiento consciente de la sanción impuesta, a pesar de la corta edad (23 y 30 años), asimilando penal y disciplinadamente el peso de la Justicia”.

Julia Estrella afirma en su petición que la sanción de privación perpetua de libertad es “totalmente inadecuada e inaceptable” en el ordenamiento jurídico cubano por las “palpables malas condiciones estructurales, hidráulicas, habitables y reparables” tanto del fondo habitacional del país como de las instalaciones del sistema penitenciario, así también como por “la deficiente preparación, sensibilidad y disciplina en el cumplimiento del deber de la mayoría de los funcionarios de los Establecimientos Penitenciarios”.

Luego de ejemplificar dichas carencias, la solicitante explicita los problemas de salud de sus familiares, un motivo que considera debe ser tenido en cuenta por el presidente para que “finalice la arrepentida y agónica estancia en prisión” de los mismos.