Los “coleros” llegan a la castrista Mesa Redonda
Ya tenemos un nuevo episodio del show mediático en contra de los coleros. Estos famosos personajes, ahora erigidos como el enemigo público “number one”, llegan hoy 4 de agosto, con todos los honores, al espacio televisivo más esperado del oficialismo: la Mesa Redonda
Los “coleros” llegan a la castrista Mesa Redonda
 

Reproduce este artículo

Ya tenemos un nuevo episodio del show mediático en contra de los coleros. Estos famosos personajes, ahora erigidos como el enemigo público “number one”, llegan hoy 4 de agosto, con todos los honores, al espacio televisivo más esperado del oficialismo: la Mesa Redonda. 

El tema principal de esta emisión será el enfrentamiento a las ilegalidades y los colores son la diana perfecta para que el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz, el Coordinador Nacional de los CDR, la Vicegobernadora de La Habana y el Segundo Jefe de la Policía Nacional Revolucionaria debatan. 

Según informó Cubadebate ellos “comparecerán este martes en la Mesa Redonda para informar sobre el enfrentamiento en el país a las ilegalidades, y, entre ellas, al lesivo fenómeno de coleros, acaparadores y revendedores, que tanto rechazo genera en nuestro pueblo”.

El programa previsto para las seis de la tarde, su hora habitual, será transmitido en vivo por los canales Cubavisión, Cubavisión Internacional, Canal Caribe, Radio Rebelde, Radio Habana Cuba y los canales de Youtube de la Mesa Redonda y la Presidencia, y las páginas de Facebook de Cubadebate, la Presidencia y la Mesa Redonda. Además, el Canal Educativo lo retransmitirá al final de su emisión del día.

El gobierno cubano es hábil para crear enemigos a quien culpar del descontento del pueblo. Nunca el régimen dejará que la culpa caiga al piso o en sus espaldas como indica la historia. Ahora mismo los coleros resultan el blanco en medio de la crisis. Si hay que culpar a alguien de la escasez o de algún otro problema que derive del deficiente manejo de los recursos que hace el Estado pues es a estos “personajes”.

Desde el oficialismo la campaña contra estos oficios ilegales se ha desatado. El periodista cubano, Humberto López, aseguró la semana pasada en la televisión estatal que los llamados coleros "son una pandemia". 

Durante el noticiero en la noche, López comenzó diciendo que "si este tipo de coronavirus es nuevo, hay otra especie de pandemia que no es una nueva cepa, pero sus dimensiones sí han crecido en estos meses y con toda seguridad hay que detenerla ya. No es una exageración: los coleros son una pandemia ".

"¿Hay que creerle que lo que compra es para su consumo? ¿Es la reventa de un producto deficitario una manera honesta de ganarse la vida? ¿Vamos a permitir también que un individuo compre con su tarjeta cantidades irracionales de cualquier producto? ¿Incluso luego de vender y comprar ilegalmente cantidades significativas de esa moneda? La escasez no es solo de productos sino también de valores.

Por último, el periodista dijo que esas personas merecían sentir "el peso de la ley y del pueblo que los repudia".

También el diario del Partido Comunista de Cuba, Granma, culpó recientemente a los coleros de la falta de alimentos para ancianos y embarazadas. Dentro de poco los coleros serán más omnipresentes que Dios, al menos desde las letras y transmisiones de la prensa al servicio de la dictadura.

En su texto el diario también hizo referencia al número cada vez mayor de sancionados por delitos relacionados con las colas. 

Por otro lado, un grupo de medidas para el enfrentamiento a los coleros serán anunciadas en breve por el régimen de La Habana. Por el momento se sabe que podrían recibir hasta cuatro años de prisión por sus acciones.

Antes de culminar julio la cifra de personas sancionadas por ejercer como coleros en la pandemia ascendía a 1285.