Hijo apuñalado de opositor está estable, dentro de la gravedad
Dariel Herrera recibió una gran herida en el pecho y la pandilla del barrio donde ocurrieron los hechos, habría amenazado con ir al hospital a rematarlo. El régimen no ha autorizado a su padre, preso político, a visitar al adolescente
Preso Político Maikel Herrera y su hijo, el joven apuñalado. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Los hechos de violencia en Cuba en los últimos días se intensifican, cobrando víctimas fatales y lesionados, sobre todo entre jóvenes en los barrios de La Habana. El último suceso conocido de intento de homicidio fue contra el hijo del activista pro democracia Maykel Herrera Bones, quien se encuentra recluido en la prisión de Güines.

ADN Cuba conversó con el activista Yoel Parsons, para actualizar la situación de Dariel Herrera Fragela, de 15 años, quien se encuentra ingresado en un hospital pediátrico, producto de una herida de arma blanca ocasionada por un sujeto que se encontraba en libertad condicional por un delito similar, y quien se entregó a la policía después de ocurridos los hechos.

“En estos momentos el muchacho se encuentra estable, dentro de la gravedad. La puñalada fue en el pecho, pero de tal magnitud que le atravesó un pulmón y le produjo un neumotórax. Pero existe otro problema: integrantes de la pandilla del barrio donde ocurrieron los hechos, amenazaron con ir al hospital a rematarlo. La policía y la dirección de menores ya están al tanto de los hechos. Esperemos que tomen todas las medidas necesarias en el hospital para preservar la vida de Dari”.

Parsons reiteró que era sumamente necesario la presencia de su padre en el hospital, en estos difíciles momentos, pero la policía política no ha dado la autorización para que se le conceda este pedido humanitario. Maikel Herrera Bones ha sido es uno de los más fuertes críticos del deterioro de la sociedad cubana y precisamente cumple condena por sus actividades contestarías.


“Considero que la violencia que está desbordando la isla es producto de la incultura, la miseria y la falta de futuro y perspectivas de vida con que viven los cubanos”, acotó Parsons.

“Es necesario dejar de creernos que somos un país culto y comenzar a entender que estamos deformados en muchos aspectos de la vida social. El gobierno debe acometer programas de prevención social y garantizar una vida plena de oportunidades, para que nuestros hijos, sobrinos y nietos dejen de matarse entre ellos”.

Dariel Herrera, a quien los allegados se refieren como “Dari”, es campeón nacional de lucha libre de la categoría juvenil.

Según sus familiares, y amigos que han escrito en las redes sociales, el adolescente mantiene una buena conducta social. Los móviles que condujeron al intento de asesinato aún no han sido esclarecidos.

Hace un lustro, otro joven cuyo padre se ha mostrado crítico del gobierno cubano sufrió un ataque con arma blanca. Pedro Armando Junco Torres, músico rockero de 28 años e hijo del escritor Pedro Armando Junco, murió el 16 de mayo del 2015 luego de recibir golpes numerosas heridas de arma blanca (46 contusiones según el forense). El grupo que lo atacó, compuesto de jóvenes entre 18 y 23, también lesionó a tres personas en Camagüey.

“Casi a diario surgen en nuestras calles casos como este; pero la prensa, amordazada, no está facultada a difundirlos. Y ocultar la verdad es la manera más sórdida de mentir”, denunció en ese momento el escritor Pedro Armando Junco.