Krudxs, Rap Activista
Krudxs Cubensi decide hacer las cosas desde la perspectiva de la solución; como un pensamiento, como un movimiento; como una ola
Krudxs, Rap Activista
Krudxs, Rap Activistx

 

A casi un año de la realización de la marcha  independiente LGTBIQ ocurrida en el habanero Parque Central en mayo de 2019, Odaymar Cuesta se siente orgullosa de sus compañeros de causa; los homosexuales, transexuales y queers de la comunidad LGBTIQ que en el 2019 se manifestaron por la aprobación del Decreto Ley 68 que legislaría la posibilidad de que las personas del mismo sexo contrajeran matrimonio.

Ella, fundadora junto con Oliver Prendes de Krudxs Cubensi, grupo creado en el año 1999 y pioneras de aquel boom de raperas que incluía a Dj Yari y Nono, a Maryori La Llave, a Magia de Obsesión; define su grupo como feminista, vegano, queer y diaspórico desde su creación a la actualidad; con una conciencia activista de lucha por temas medulares de su discurso como el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo, de las personas queer a existir, por la causa racial en Cuba y por el modo de vida vegano que defienden y practican.

Su música para ellas es liberación; un modo de denunciar y discutir las prácticas homofóbicas, sexistas y racistas que diariamente van en contra de lo diverso. Pero Krudxs no se limitó a la esfera del rap en Cuba, también hicieron teatro de calle en Giganterías y el grupo Tropazancos Cubensi hasta que deciden emigrar en el 2006, estableciéndose entre Austin, Texas y México. 

Odaymar y Oliver vuelven a Cuba en este 2020 a ofrecer un concierto con el objetivo de presentar sus más recientes trabajos, últimos discos, una especie de compilación de canciones de los años de la diáspora.

Trabajos que han sido exhibidos en la escena internacional donde desarrollan su carrera actualmente, pero que sintieron que el público de la isla esperaba. El estudio galería La Marca vuelve a brindarles su espacio para un concierto de aproximadamente dos horas en el que compartieron escenario con nombres reconocidos de hip hop nacional tanto como nuevos talentos: Ana, joven rapera trapera queer; La Reyna; La Faraona de aquel mítico grupo de los inicios del rap cubano, Instinto; y DJ Jigüe, pinchadiscos y productor emblemático de la escena. El concierto fue una especie de reunión de amigas en donde Krudxs y sus invitados se expresaron como personas que además de hacer rap también hacen activismo.

El lunes 10 de febrero a las 5 de la tarde volvieron a Obrapía #108 entre Mercaderes y Oficios, a La Marca, a dar una charla sobre uno de los temas de los que se abanderan. Bajo el nombre “Poliafectos, efectos y otras revoluciones” conversaron sobre la dictadura de la monogamia y los mecanismos de control que perpetúa. 

Ser una persona queer, no binaria, negra, de origen humilde, que hace arte independiente, es siempre difícil, un reto en sí mismo. En Cuba se suman otras dificultades como la censura y la represión gubernamental; pero aun así, Odaymar se siente orgullosa. Siente que se puede, que cada vez es mayor el grupo de personas que está despertando a través de una revolución verdadera, interna, espiritual, racial, de género, sexual. Siente que, aunque el Decreto Ley 68 fuera sacado del proyecto de constitución que terminó siendo aprobado, el camino está trazado y dice con seguridad que continuará en la resistencia haciendo activismo desde la música y desde todas las facetas de su vida. Krudxs Cubensi decide hacer las cosas desde la perspectiva de la solución; como un pensamiento, como un movimiento; como una ola.