Denuncian que régimen ofrece dinero a necesitados para que no vayan a sede de UNPACU

José Daniel Ferrer denuncia que el régimen ofrece dinero a necesitados para que no vayan a sede de UNPACU
José Daniel Ferrer denuncia que el régimen ofrece dinero a necesitados para que no vayan a sede de UNPACU
 

Reproduce este artículo

El coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer denunció este miércoles que el régimen ofrece dinero a necesitados para que no vayan a recibir ayuda humanitaria en la sede principal de la organización.

En su Twitter, el líder opositor explicó que están sobornando a ancianos y otras personas vulnerables con pensiones de 2200 pesos cubanos (90 dólares).

"Ahora están ofreciendo todo tipo de atenciones y ayudas a la población. Ofrecen 2200 pesos a los pobres, a los necesitados y los intimidan para que no vengan a la sede de la UNPACU", contó Ferrer en un video.

El ex prisionero político señaló que los intentan sobornar diciendo que tendrán trabajadores sociales y mensajeros a su disposición para no hacer colas.

"Varios nos han dicho que con esos ofrecimientos y las amenazas de por medio, no van a seguir viniendo, pero otros siguen viniendo porque ellos (gobierno) no pueden ni quieren asistir a todos", añadió.

El movimiento opositor continúa brindando su ayuda humanitaria, sobre todo entrega de alimentos y atención médica al pueblo santiaguero.

Huelga de hambre en UNPACU contra represión

Decenas de miembros y aliados de esta organización iniciaron una huelga de hambre el pasado 20 de marzo, que se extendió hasta el 10 de abril, contra el cerco policial que rodeaba la sede en Altamira.

Dicha presencia represiva impedía las labores humanitarias, que llegan a más de un centenar de personas en la provincia oriental.

En declaraciones a ADN Cuba el sábado anterior, el coordinador general de la UNPACU, comentó que “la situación está tranquila”, por lo que estaban pudiendo retornar al día a día de la organización opositora.

"El cerco fue suspendido ayer sobre las 10:20 y hasta el momento no han molestado a nadie. Los activistas están viniendo, se está trabajando acá, se están preparando alimentos por si empiezan a asistir los casos que estábamos atendiendo", explicó entonces.