Gobierno cubano quiere recuperar la flota pesquera con ayuda de Rusia

En octubre pasado, Díaz-Canel realizó una visita oficial a ese país, donde fue recibido por Vladímir Putin, y el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev
flota pesquera
 

Reproduce este artículo

El gobierno cubano, debido a la grave crisis económica que atraviesa, está buscando recuperar su destruida flota pesquera, con ayuda de Rusia.

Esta decisión fue anunciada el lunes por el gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, en una reunión con otros funcionarios, según informó Presidencia.

Estuvieron presentes el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa; y el miembro del secretariado del Comité Central del Partido Comunista, José Ramón Monteagudo Ruiz.

"Se evaluaron diferentes estrategias que se implementan en el país para recuperar las flotas pesqueras, tanto la de alta mar como la de la plataforma insular, acciones que permitirán incrementar los niveles de captura de este preciado rubro. A estos esfuerzos se ha sumado la colaboración de la Federación de Rusia, con la cual se diseñan proyectos que son fruto de la más reciente visita de trabajo realizada a esa nación por el Jefe de Estado cubano", agrega el comunicado.

Efectivamente, en octubre pasado, Díaz-Canel realizó una visita oficial a ese país, donde fue recibido por Vladímir Putin, y el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev.

El líder ruso ya se había encontrado con Díaz-Canel en 2018, cuando ocupaba el cargo de presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y en 2016, cuando era vicepresidente.

 

 

En el emepeño del régimen cubano de producir alimentos, ya que la exportación se torna complicada, el dirigente cubano sugirió acelerar la siembra de garbanzos en Sancti Spíritus, con un proyecto junto a Turquía, a partir de nuevas variedades de granos traídas a la isla.

También se habló de un supuesto "Plan de Soberanía Alimentaria y educación nutricional en Cuba", "que busca incrementar la capacidad de la nación para producir alimentos de forma sostenible y dar acceso a toda la población a una alimentación suficiente, diversa, balanceada, sana e inocua, con la consecuente reducción de la dependencia de medios e insumos externos".

Dicho plan -agrega este sitio- cuenta con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).