Capturan tiburón de casi tres metros en La Habana

Las imágenes muestran al depredador, luego de que lo atravesara una varilla de una escopeta de arpón
Las imágenes muestran al depredador, luego de que lo atravesara una varilla de una escopeta de arpón
 

Reproduce este artículo

Un pescador cubano sin identificar capturó recientemente a un tiburón de 2,90 metros de longitud en La Habana, reportaron usuarios en redes sociales.

Según la página de Facebook 'Todo de Pesca en Cuba', la hazaña ocurrió en La Puntilla, Santa Fe.

Las imágenes difundidas muestran al depredador de gran tamaño, luego de que lo atravesara una varilla de una escopeta de arpón.

Se necesitó de la ayuda de unos cinco hombres para sacar al tiburón del agua.

La publicación tiene varios comentarios de internautas felicitando al pescador y otras personas que manifestaron su desacuerdo con el sacrificio del pez.

En marzo pasado también los pescadores cubanos Luis Alberto Roca Hernández y Reinier Domínguez Verde atraparon a un atún de aleta amarilla que pesaba 710 libras en Canasí, provincia Mayabeque, confirmaron en el grupo de Facebook 'Pescadores en cámara y corcho en Cuba'.

Según publicó Roca Hernández, uno de los pescadores, el pez fue capturado en una bolsa de apenas 120 libras, lo que costó cuatro horas de trabajo.

"Se vendió por mucho más de 150 mil pesos. Gracias a todos", escribió Roca Hernández en los comentarios del post.

El pescador agregó que el pez los había remolcado por unos 20 kilómetros y un barco los ayudó a sacarlo hasta la orilla.

Anteriormente en marzo de 2020 pescadores de Playa Baracoa atraparon un enorme tiburón que asombró a esa comunidad, ubicada en el municipio Bauta, en la provincia Artemisa.

El escualo fue alcanzado mar adentro con un palangre con soga y trasladado a la orilla con un winche que va atado al barco. Finalmente, lo sacaron del agua con ayuda de una grúa.

En 2017, los pescadores de playa Baracoa atraparon un tiburón blanco, la especie más grande y peligrosa, arrastrando al animal fuera del agua por la cola, mientras seguía vivo y daba dentelladas al aire.

Recomendaciones

 

Relacionados