Feminicidio en Cuba: acuchillan a joven de 21 años

Una joven de 21 años, estudiante de Medicina, fue acuchillada por un hombre en el municipio Sibanicú en Camagüey, según denunció la Red Femenina de Cuba en Twitter.
Crecen los feminicidios en Cuba
 

Reproduce este artículo

Una joven de 21 años, estudiante de Medicina, fue acuchillada por un hombre en el municipio Sibanicú en Camagüey, según denunció la Red Femenina de Cuba en Twitter.

La cubana murió ayer 13 de mayo, tras tres días de ser agredida.

Quienes facilitaron la información a la Red Femenina dijeron que el homicida, de 51 años, estaba obsesionado con la muchacha.

“Tenemos alerta de un feminicidio ocurrido en Sibanicú, Camaguey, la muchacha estudiaba cuarto año de medicina, 21 años, y fue acuchillada por un señor de más de 51 años, según cuentan obsesionado con ella. La muchacha murió ayer, pero la agresión fue hace tres días”, escribió la organización feminista en un tuit.

Crecen en 2021 los feminicidios en Cuba

Al cierre de 2020 se contabilizaban en Cuba 28 feminicidios. En tan solo un cuatrimestre del presente año, la isla reporta más de 15 feminicidios en las redes sociales y se superan las 100 agresiones por cuestiones de género.

A fines de abril en Santiago de Cuba murió la maestra Yelena Rivero Rivero, a quien asesinó su ex esposo Roldán Hernández.

En su perfil de Facebook, YoSíTeCreo, lamentó el feminicidio de Rivero, quien, según testimonio del periodista Erasmo Roldán Hernández, fue agredida de muerte con un machete por su expareja, con antecedentes de violencia hacia ella.

La joven profesora de sexto grado en el seminternado "Manuel Ascunce Domenech", en las proximidades de la Universidad de Oriente, “fue agredida brutal y salvajemente por su exesposo con un machete filoso, el que le ocasionó la muerte”.

De solo 24 años, Rivero acababa de salir de la guardia junto a otra compañera de trabajo nombrada Yuneidy Granado, pero “al tomar un camino vecinal contiguo al lateral de la escuela fue atacada por su exesposo, quien fungía como cocinero en el propio seminternado, pero no le correspondía la guardia ese día”.

Según el periodista santiaguero, “Yelena, una excelente compañera que llevaba ya varios años dedicada a la docencia en ese plantel, se dirigía a su casa, en la avenida Patria (antigua Yarayó), a poca distancia de allí”.

“A pesar de que su cuerpo quedó tendido en el suelo, fue socorrida y llevada con prontitud al hospital provincial ‘Saturnino Lora’ con la vana esperanza de salvarla, pero llegó muerta.

El movimiento feminista independiente cubano ha reiterado en varias ocasiones su pedido de una Ley Integral contra la Violencia de Género en Cuba, la tipificación del feminicidio en la reforma del Código Penal y el cese de la criminalización del activismo a favor de los derechos de la mujer; pero el Estado ha desoído sus reclamos.