Este año han fallecido 457 personas por accidentes de tránsito en Cuba

Según informó la Dirección Nacional de Tránsito de la Policía Nacional Revolucionaria, en Cuba han fallecido hasta septiembre, 457 personas a causa de accidentes en la vía.

En entrevista a Granma, el jefe de esta Dirección, Roberto Rodríguez Fernández, explicó que en la isla, como promedio diario, ocurre un accidente cada 55 minutos, fallece una persona cada 15 horas y hay un lesionado cada 1 hora y 15 minutos.

En el primer trimestre del año,  el país registró un promedio de 29 accidentes de tránsito diariamente, con 2 muertes y 21 heridos cada 24 horas, según un informe de la Comisión Nacional de Seguridad Vial y Tránsito divulgado.

El jerarca señaló que la mayoría de los accidentes de tránsito en el país son ocasionados por factores humanos, debido a una baja percepción de riesgos de estos siniestros.

Se han aplicado hasta septiembre de este año 7 472 suspensiones de licencias de conducción y 764 cancelaciones de estas, 178 por reincidencia en el consumo excesivo de alcohol, 403 por quebrantar medidas y el resto por otros motivos.

El directivo expresó que la principal causa de accidentes, muertos y lesionados en la Isla está en no prestar la debida atención a la conducción del vehículo; violación de los límites de velocidad generales o específicos en zonas urbanas y carreteras, fundamentalmente en áreas de coexistencia de mayor tránsito vehicular y peatonal.

En el caso de la conducción bajo la ingestión de bebidas alcohólicas, agregó, con respecto al año anterior han aumentado la cantidad de accidentes, muertes y lesionados.

 

 

En 2018 se contabilizaron en Cuba 10.070 accidentes de tráfico en los que perdieron la vida 683 personas y 7.730 resultaron lesionadas, según datos oficiales.

Asimismo, las estadísticas refieren que los siniestros de tráfico son la quinta causa de muerte en la isla y la primera en el grupo de edad comprendido entre los 15 y 29 años.

El país caribeño arrastra un alto índice de accidentes de tráfico atribuidos también a la avanzada edad del parque móvil (la mayoría de los vehículos en circulación tienen más de 20 años y muchos más de 60) y su precario mantenimiento que frecuentemente se realiza de manera artesanal.