Está muy mal de salud”: regresan a prisión a la activista Keilylli de la Mora
El régimen cubano trasladó a la activista Keilylli de la Mora Valle al Centro Mixto para Mujeres de Sabana con 4.2 de hemoglobina tras 15 días de huelga de hambre
Está muy mal de salud”: regresan a prisión a la activista Keilylli de la Mora
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano trasladó ayer a la activista Keilylli de la Mora Valle al Centro Mixto para Mujeres de Sabana con 4.2 de hemoglobina tras 15 días de huelga de hambre, según reveló una fuente a Cubanet.

El también activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y promotor de Cuba Decide, Raúl González declaró al medio antes citado que Keilylli “Está muy mal de salud, no solo con pérdida extrema de peso, problemas renales y estomacales, sino que habla enredado, no se le entendía lo que decía; es preocupante”.

 A finales del pasado mes la dictadura había enviado a la presa política a la sala de Psiquiatría del Hospital Provincial “Gustavo Aldereguía Lima” de Cienfuegos, luego de que ella intentara quitarse la vida en su celda. El reporte de Cubanet dice que ya en centro hospitalario trató de tragarse un tornillo para provocarse una hemorragia interna y más tarde buscó maneras de lanzarse de uno de los pisos de la institución. 

 Ante el internamiento de Keilylli en la sala de psiquiátrica la opositora Ana Belkis Ferrer responsabilizó al gobierno cubano por la salud mental y física de la joven, y escribió en Facebook que: "Todos sabemos que Keilylli se encuentra perfectamente bien sicológicamente y que los tiranos emplean todo tipo de mecanismo para destruir a sus adversarios políticos, a varios opositores pacíficos han intentado hacerlos pasar por desequilibrados mentales para acabar con ellos, para destruirlos empleando tan sádico y criminal método”.

De la Mora Valle quien es miembro del grupo opositor Consenso Ciudadano desde 2016, y desde el 2019 también se integró en la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), así como a promover la iniciativa Cuba Decide fue encarcelada el 4 de junio. Un mes antes la habían sentenciado a un año y medio de prisión por los delitos de “propagación de epidemias”, “desacato”, “atentado” y “desobediencia”, delitos que señala la oposición fueron fabricados por el régimen para acallarla.

El propio 4 de junio ella dijo que comenzaría la huelga de hambre a pesar de varios padecimientos de salud que ella presenta: Yo soy inocente y voy a plantarme desde que me lleven para allí, porque no me han dejado alternativa para reclamar justicia”, señaló.

Esta es la segunda ocasión que de la Mora Valle sufre encarcelamiento, en 2019 fue condenada a 10 meses de privación de libertad y recluida en el mismo centro penitenciario.

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Michael G. Kozak, pidió recientemente la liberación inmediata de la prisionera política, Keilylli de la Mora. A través de su cuenta de Twitter el funcionario expresó que el régimen de La Habana siempre tiene pretextos para encarcelar a activistas.