Yulién Oviedo actuará en el bar del nieto del dictador Fidel Castro

El reguetonero radicado en Estados Unidos sigue de “luna miel” con los negocios de la dictadura. Ahora actuará en bar de Sandro Castro
Oviedo y Sandro
 

Reproduce este artículo

El reguetonero cubano radicado en Estados Unidos, Yulién Oviedo sigue de “luna miel” con los negocios de la dictadura castrista y ya anunció que actuaría el próximo 9 de diciembre en el bar habanero, EFE, de Sandro Castro, nieto de Fidel.

“Gracias a Dios la agenda está llena hasta enero, no tengo tiempo para perder el tiempo”, escribía Oviedo en su Instagram. También colgaba un cartel con las fechas de sus próximos conciertos en bares cubanos, incluido el de Castro.

El polémico músico también hizo alusión al influencer Alex Otaola quien desde sus plataformas lo criticara por este tipo de conciertos, que benefician a la dictadura comunista. Oviedo reaccionó “agradeciéndole”, de forma irónica, la publicidad al youtuber cubano.

Por si fuera poco tampoco insistió en la “poca democracia” de Estados Unidos. En una publicación en sus redes, Oviedo decía que el 2021 había sido un año difícil para él pues había sido hospitalizado por el Covid y además le habían cancelado un concierto en el país de “la supuesta democracia”.

“Un año bien difícil, pero una vez más demostré que aunque haya estado ingresado grave en un hospital por el Covid, me hayan cancelado un concierto en el país de la supuesta democracia, me hayan hecho todas las campañas que existen y todos los supuestos amigos se quitaron la careta, el rey nació para ser rey”, dijo.

A inicios de este mes, el reguetonero presumía en redes sociales de que había ganado un millón de pesos cubanos por sus conciertos en la isla. “Yo hice un millón de pesos divirtiendo a la gente”, agregaba.

Una de las primeras que le comentó fue la “fiel seguidora” de Fidel Castro, la cantante Haila María Mompié. “Lo único que nunca te podrán quitar es el gran talento que tú tienes”, le comentó.

El pasado 25 de octubre Oviedo anunció su regreso a los escenarios de Cuba. Pero el músico no deja de estar en el centro de la polémica en Miami, pues ha tratado de no decantarse por una posición política, viviendo en territorio americano. Ahora mucho más, pactando con la clase en el poder para dar sus conciertos por la isla.