Vivir del Cuento: aparecen mensajes a favor del cambio y contra la censura

El último episodio del show humorístico de la TV Cubana dejó “pequeños grandes mensajes” a favor del cambio y de la libertad artística
Vivir del Cuento
 

Reproduce este artículo

En el último episodio transmitido del programa humorístico de la TV Cubana, “Vivir del Cuento” aparecieron varios mensajes a favor del cambio y en contra de la censura artística en Cuba, señalaron varios usuarios cubanos en las redes sociales.

“Pequeños grandes mensajes hoy en "Vivir del Cuento" en pleno horario estelar del canal más visto de la televisión nacional. "No voy a esperar que las cosas cambien, yo ya cambié". Grande Pánfilo y su equipo”, decía en Twitter el usuario Mag Jorge Castro haciendo referencia al pullover que usaba el personaje de Isidoro.

Bajo el título de “Titiriteros”, el capítulo muestra cómo en el barrio de Pánfilo y compañía se prepara una obra de teatro de títeres. “Los vecinos manipularán los títeres, pero ¿estará todo bien durante la presentación?”, era la pregunta en el canal de YouTube del show.

La puesta en escena llamó la atención de los altos funcionarios del barrio que sentían temor porque aquello se les fuera de las manos. “Cuando se mezcla el humor con la actualidad, el resultado algunas veces es el choteíto, la burla, usted me entiende”, se le escucha decir a uno de los dirigentes en el programa.

A lo que Pánfilo contesta que “la crítica humorística ayuda a desenmascarar determinados problemas serios que tiene la sociedad”. No contentos con la sugerencia del anciano, los funcionarios se entrometen en el texto teatral, como sucede en muchos espacios creativos de la isla.

Los funcionarios terminan poniéndole muchos peros al texto. No se puede decir que Pánfilo es un anciano al que no le alcanza el sueldo para arreglar la cocina, ni mencionar que la cocina INPUD y los productos de los “países hermanos” como la lavadora rusa o el ventilador chino, se rompen a menudo.

Algunos seguidores del espacio televisivo temen que el régimen le ponga fin a causa de las fuertes críticas a la realidad de de la isla. “A veces creo que el capítulo que veo será el último. Me gustó mucho. Al ver el transcurso de los años se puede ver cómo la crítica dentro del programa se va poniendo más dura cada vez. Espero poder seguir disfrutando de este genial proyecto por muchos años”, señalaba un usuario.

“El programa entero ha sido un cierre. El mensaje clarísimo: Ya la gente está abriendo los ojos. El cambio está ocurriendo. Todos se cansaron de sentarse a esperar que ocurriera un milagro que obviamente no pasará”, concluía otra seguidora del show cubano.