Vestirse de “cubano” para Halloween: eso sí mete tremendo miedo

Reconocido humorista Otto Ortiz alias El Nene se disfraza hoy, para Haloween, de "cubano": no el de barriga llena que llaman cuadro, sino el que califican "de a pie".
Disfraz de “cubano” por Halloween: miedo 100%
 

Reproduce este artículo

El humorista cubano Otto Ortiz compartió este sábado 31 de octubre, vía Facebook, el disfraz que más miedo provoca al pueblo cubano y que sería estrenado este fin de semana como parte de la celebración de Haloween.

Otto se refiere nada menos que al traje de "tipo cansado, fundido, sin dinero, sin café, sin cosas para comprar en la tienda, inventando para buscar lo más elemental para la casa, preocupado por el cambio monetario, con la incertidumbre del mañana"...

Ese, dice, es su disfraz para Halloween. Y añade: "me quedó super el traje, hasta gané el premio al mejor disfraz de la fiesta".

Continuó sarcástico el humorista que retrata en esas palabras la realidad del cubano, no el de barriga llena que llaman cuadro, sino el que califican "de a pie".

"La gente quedó tan asombrada con mi disfraz que, poco a poco, se fueron despojando de lo que traían puesto, traje de policía, de vampiro, de enfermera, de bruja... y al final de la fiesta todos tenían puesto mi traje, todo el mundo disfrazado como yo, fue lindo eso, lloramos de emoción, la gente me felicitaba por la idea genial que tuve pero yo, modesto, le expliqué que el traje que llevaba no era idea mía, incluso, que me lo había puesto hasta sin deseos, que realmente la idea venía de más arriba", satirizó.

En la cúspide de la risa trágica, el humorista señaló como "lo malo de este traje" el hecho de que es "difícil de quitar"...

"Llevo horas intentándolo y no puedo, parece que me quedaré por buen tiempo... quién coño me habrá mandado a ponérmelo? Ñooooo", concluye.

Enseguida recibió aplausos y comentarios como este, del usuario Alioth Y Alfon: "A los que hay que felicitar sin dudas es a los companeros de arriba, a los dictadores de arriba que han tenido una producción excelente, hace 61 anos confeccionaron unos 9 millones de trajes y ya son 11 millones y lo mejor es que cada ano que pasa lo perfeccionan mucho más, basura de gente, tu eres genial, tienes un tremendo talento, suerte compatriotas".

Otto (Lázaro) Ortiz (Hondal), de acuerdo con Ecured, es un consagrado actor del humor cubano con una amplia y destacada trayectoria artística y un espacio bien ganado en el país. 

Sus críticas desde el humor a la realidad social cubana son intermitentes pero precisas. Hace poco encaró en las redes sociales a Nelson Gudín, quien también pertenece al gremio y resulta bastante conocido por su personaje El Bacán.

Ortiz emplaza a Gudín a que "deje la verborrea, deje los epítetos, deje los símiles y pasemos a la acción, escoja lugar, hora y arma, si es en un teatro mejor para cobrar la entrada y vender pizzas en la puerta, pero pasemos a la acción ya".  En esto se lee una metáfora sobre el cuestionamiento social.

Asimismo, Otto realizó el 30 de septiembre una publicación en su perfil de la red social Facebook. En ella critica los altos precios de los camarones en las tiendas cubanas que comercializan sus productos en moneda libremente convertible (MLC).

El escrito lo acompañó de una imagen donde se le ve, junto a cuatro paquetes de queso y dos cajas de camarones, sosteniendo el comprobante de compra como evidencia de los que está diciendo.

"Si cuando subieron el precio del queso gouda en la tiendas MLC me molesté, —escribió el humorista— ahora que lo bajaron nuevamente a 8.1 el kg sentí una alegría tan grande que decidí comprar camarones"...

Agregó que "hasta ahí llegó la felicidad... la gente pide pizzas de camarones como si el cuento fuera verdad, lo único que tiene duro el camarón es el precio y no me saca de ningún apuro. Por eso, y adaptándonos a los precios del proveedor, la pizza de camarón subió ligeramente. Dios quiera que algún día baje"...