Nieto de Fidel Castro anuncia "gran reapertura" de su bar en La Habana

Sandro Castro promociona la “fiesta capitalista” de Halloween, incluso con premios al mejor disfraz
Sandro Castro
 

Reproduce este artículo

El nieto del dictador cubano Fidel Castro, Sandro Castro, anunció en sus redes sociales la “gran reapertura” de EFE Bar, una de sus propiedades en la capital cubana. Incluso promocionó la “fiesta capitalista” de Halloween y premios a los mejores disfraces.

Sandro, en medio de múltiples polémicas en la isla, por saltarse limitaciones durante la pandemia o presumir sus lujos ante la miseria del pueblo cubano, esta vez calificó de “muy duro” la apertura de uno de sus locales nocturnos en La Habana.

En marzo de 2020, a inicios de la pandemia de coronavirus, su bar se saltó varias prohibiciones del Ministerio de Cultura. En ese entonces se suspendía la realización de eventos públicos con aglomeraciones y de festejos en casas de la Música o centros nocturnos, pero esto no aplicó para Sandro Castro, ni para su centro, ubicado en 23 y F en el Vedado capitalino.

Como muestra de ello, el más “farandulero” de la familia Castro, compartía en sus redes sociales una historia que indicaba que su bar continuaría abierto de “lunes a lunes” a pesar de la prohibición de las autoridades cubanas.

Este "joven empresario", dueño de varios bares en La Habana, esperó hasta el último momento para cerrar las puertas de su bar EFE. El miembro de la dinastía castrista, lo hizo efectivo, curiosamente después de compartir en redes una fotografía que ironizaba con la campaña sanitaria de “Quédate en casa”.

El nieto del extinto dictador Castro, está constantemente en el ojo del huracán por presumir de un estilo de vida que dista mucho de la vida del cubano “de a pie”. Sandro gusta de los lujos del capitalismo y presume de ello. También de sus celebraciones como las de Halloween.

En 2019, el hijo de Alexis Castro Soto del Valle, se disfrazaba para la ocasión de Batman, el conocido súper-héroe norteamericano. Mientras su primo Tony Castro, hacía lo mismo y mostraba imágenes en sus historias de Instagram vestido de Jack Sparrow.

La última gran polémica de Sandro, por la que pidió disculpas, públicamente, sucedió a finales de febrero de este año. El nieto del dictador presumía de uno de sus tantos coches, de la marca Mercedes Benz.

"Tú sabes que nosotros somos sencillos, pero de vez en cuando hay que sacar los jugueticos que se tienen en casa", comentaba en un video que se hizo viral.