Primeras imágenes de William Levy como “Montecristo”

Aparecen las esperadas imágenes del cubano versionando el clásico de Alejandro Dumas.
Montecristo
 

Reproduce este artículo

Ya fueron publicadas las primeras imágenes del actor cubano William Levy en el papel de “Montecristo” en la nueva versión para la TV del clásico de Alejandro Dumas. La miniserie de seis episodios se sigue rodando en locaciones de Canarias y Madrid.

Luego de su éxito en Netflix con el remake de “Café con Aroma de Mujer”, el guapo actor anunció que filmaría una adaptación del “Conde de Montecristo”. Levy se mostró emocionado pues afirmó que se trata de uno de los personajes literarios más queridos de su infancia.

El cubano se coloca en la piel de Alejandro Montecristo: un héroe sofisticado, misterioso y torturado por su pasado. Se trata de un proyecto en el que Levy, además de ser protagonista, es uno de los productores.

Levy ya había dado pistas estas semanas, durante los ensayos, y había compartido algunas fotos que dejaron sin respiración a más de una admiradora. Se le ha visto con el torso desnudo en una piscina y también de traje, en su faceta de ejecutivo.

Aparece muy concentrado detrás de una cámara y a punto de entrar en plano a rodar su escena. Además, se pueden apreciar las lujosas locaciones donde se desarrolla la trama que, además de Madrid, también tiene lugar en la isla canaria de Tenerife.

"Hacía tiempo que quería rodar un proyecto en España y que sea Montecristo, una historia que me encanta desde que era un niño, es una experiencia especialmente significativa para mí", dijo Levy.

Añadió que estaba "muy contento" en estos primeros días de rodaje junto a "un reparto y un equipo tan extraordinarios", entre los que figuran Esmeralda Pimentel, Silvia, Abascal, Roberto Enríquez y el cubano Héctor Noas.

Alejandro Ruiz Rojo, director de la ficción, agregó que "Montecristo es un proyecto apasionante. Abordar una reinvención contemporánea de este clásico universal, es un gran reto. Mi objetivo fundamental es transmitir en imágenes el dilema continuo del protagonista. Visualizar sus contradicciones y su conflicto interno”.