Primer esposo de JLo, se hace ciudadano americano luego de 30 años

“Después de 30 años, dos intentos y muchos obstáculos”, escribió el entrenador cubano
Ojani
 

Reproduce este artículo

El entrenador personal cubano Ojani Noa, primer esposo de la “Diva del Bronx”, Jennifer López, informó en sus redes sociales que se había hecho ciudadano americano luego de 30 años viviendo en ese país.

“Finalmente: Después de 30 años y dos intentos y muchos obstáculos, muchos altibajos puedo decir ORGULLOSAMENTE que soy oficialmente CIUDADANO AMERICANO”, escribió en su perfil de Instagram junto a varias imágenes del momento.

Noa añadió que deseaba agradecer a ese país, “por darme la mayor oportunidad de vivir en libertad, en la tierra de las oportunidades, la tierra de los valientes”. El cubano agregó que estaba “profundamente feliz y agradecido” de que después de 30 años pudiera decirse americano.

“Orgulloso de ser estadounidense donde al menos sé que soy LIBRE. No hay duda de que amo esta tierra. DIOS BENDIGA A LOS ESTADOS UNIDOS. Nunca te rindas”, señaló. También agradeció a los abogados que le ayudaron en el proceso.

A finales de marzo de este año, Noa estuvo de visita en Cuba. El entrenador se paseó por varios sitios de la capital cubana como un residente más. Lo que pocos sabían es que este hombre, que pasaba como uno más en la capital cubana, era el primer esposo de una artista que sigue estando en la cresta de la ola a pesar de los años.

La historia de amor entre ambos comenzó cuando ella tenía 26 años y conoció al cubano en un bar de Miami. Ojani Noa, era un atractivo modelo y actor. Él tenía cinco años menos que ella, pero al año siguiente decidieron casarse.

“Vino muchas noches al local con sus amigos, me fijé en ella y me di cuenta de que era muy guapa. Tenía miedo a enamorarme, pero me dejé llevar. Fue como un sueño hecho realidad. Me pregunté por qué me había elegido a mí, pero creo que la conquistó mi seriedad, mi actitud ante el trabajo”, reveló el cubano a la prensa en 2007.

Noa salió de Cuba en 1991, a los 15 años, y luego de una riesgosa travesía por mar llegó a Estados Unidos, donde se dedicó al negocio de la hostelería, como camarero. Después de divorciarse de JLo se mudó a Los Ángeles, donde intentó dedicarse al boxeo profesional, pero lo abandonó.