Carlos Otero sobre decisión de irse a EE.UU: ¡Valió la pena!

“Veo a mis hijos viajar donde desean, comprar el carro que quieren, comer lo que les gusta, expresarse libremente”, dijo el presentador
Carlos Otero
 

Reproduce este artículo

El presentador cubano Carlos Otero expresó en sus redes sociales que tomar la decisión de marcharse a Estados Unidos hace 14 años había valido la pena. El conocido humorista y presentador pidió asilo político en ese país en 2007.

“Cuando veo a mis hijos viajar donde desean, comprar el carro que quieren, comer lo que les gusta, expresarse libremente sin ser cuestionados, amar sin prejuicios, estudiar y trabajar donde quieran. Tener la atención médica necesaria, ayudar a los demás sin pretensiones, con futuro, sonreír, hablar sin miedo, ser personas libres y de bien, entonces me digo: VALIÓ LA PENA”, escribió en su perfil de Facebook el destacado comunicador.

Otero cruzó la frontera de Estados Unidos por Buffalo en 2007, junto a su entonces esposa, Maylen Laura Álvarez, y los dos hijos del matrimonio, Alejandro, de 10 años, y Julio César, de 8. Tras pasar por Inmigración, la familia fue liberada y se trasladó a Miami donde radicaba una hermana de Otero.

El humorista y su familia estaban en Canadá con el fin de coordinar los preparativos del espectáculo de fin de año que el artista planificaba realizar en Toronto por segundo año consecutivo. Otero conducía el programa de la TV Cubana “Con Carlos y punto”, revista dominical del canal Cubavisión.

"En verdad fue una reunión preparada para facilitar mi deserción. Estuve dos meses esperando y exigiendo que se me diera permiso para viajar con mis dos hijos menores hasta que lo logramos", dijo Otero a la prensa miamense tras esa decisión.

En la actualidad Otero desarrolla su profesión con éxito en el sur de la Florida y conduce su propio show en TN3. En el plano personal, en mayo de este año, anunció su separación de la modelo cubana Haniset Rodríguez con quien mantenía una relación desde hacía siete años.

Rodríguez anunció recientemente quién era su nueva pareja sentimental, mientras Otero busca encaminar su vida amorosa. También prepara otros proyectos profesionales, como un canal en redes sociales.