Concursante cubana de “Miss Grand International” saca una bandera con el “Patria y Vida”

La cubana también le hizo un homenaje en su atuendo en la competencia de disfraces a la Caridad del Cobre
Cubana en Miss Grand
 

Reproduce este artículo

La concursante cubana Geysel Vaillant del concurso de belleza “Miss Grand International” utilizó esta plataforma mundial para ondear una bandera de la isla con el lema de “Patria y Vida”.

La joven de 22 años desfiló durante la competencia de disfraces, con sede en la capital de Thailandia, vestida de un plumaje amarillo en homenaje a la Virgen de los cubanos, la Caridad del Cobre. Al término de su paseo desplegó la bandera cubana con el mensaje antes descrito.

“Soy una chica comprometida con el trabajo, divertida social, disciplinada y apasionada. Me gusta conocer gente nueva, culturas y aprender de ellas. Para mí, poder compartir mis experiencias con otras personas es una forma de abrirnos a otros mundos”, dijo sobre sí misma la también técnica en farmacia.

Sobre su paso por la pasarela la modelo profesional cubana expresó en su Instagram: “Oshun la patrona de Cuba. Reina del río, diosa de la sensualidad, la fertilidad, la esperanza y el amor. Hoy te puse en mi camino y deje que lo iluminaras, y así será hasta el final. Una travesía llena de luz y bendiciones”.

Originaria de La Habana, Geysel mide 1.77 cm y trabaja como modelo profesional. Es graduada de la Universidad de Nueva York, donde reside y está muy emocionada de representar al país en el escenario Miss Grand International.

La modelo está segura de que con su esfuerzo y arduo trabajo podrá rendir al máximo en la competencia y enorgullecer al pueblo de Cuba. La diva fue coronada oficialmente en el mes de febrero de 2020 y por el camino fue relevada momentáneamente por otra compatriota.

Geysel formó parte de Nuestra Reina Latina USA 2018 y ha trabajado como modelo profesional durante un tiempo. Ella cree que los concursos de belleza la han ayudado a encontrarse a sí misma y crecer como ser humano.

“Estoy realmente agradecida por cada paso que he dado. Cada caída y tropiezo que he sufrido y en cada uno de ellos me he levantado. Hoy soy una persona con una mentalidad diferente a la de ayer. Con deseos y nuevas pasiones. Con nuevos logros que se encuentran, más personas para conocer y muchas para ayudar”, concluyó.